Coronavirus

Persecuciones policiales, multas y detenciones a quienes practican deporte fuera de casa

Reportados varios de gente que se ha saltado el estado de alarma durante el cornavirus para practicar ciclismo, esquí, surf, skate, etc y les han 'pillado'.

Persecuciones policiales, multas y detenciones a quienes practican deporte fuera de casa
Ivan Terron AFP7

El estado de alarma decretado por el Gobierno de España para intentar frenar los contagios por coronavirus prohibe, tajantemente, realizar cualquier actividad deportiva recreacional fuera de casa. De hecho, solo se permite salir de los domicilios para casos muy concretos como ir a trabajar, a comprar o a pasear al perro, entre otros.

A pesar de ello, no son pocas las personas que se han saltado el confinamiento. Algunas de ellas para precisamente practicar deporte: esquí, ciclismo, surf, skate... y no son pocos, tampoco, los que han sido captados por las cámaras o por la policía. En muchos casos han acabado multados, perseguidos e incluso detenidos.

Uno de los casos más surrealistas y peliculeros se ha vivido en el País Vasco. Allí había dos surfistas que se metieron en el agua en Pico Paz (Getxo, Bizkaia). La Ertzaintza les localizó y les esperó a la salida de la playa, pero al percatarse de la situación, los surfistas decidieron escapar trepando por los acantilados. A pesar de movilizar un barco y un helicóptero, no pudieron dar con ellos.

De una manera muy diferente acabó el surfista que se metió en el agua en Zarautz. Este sí salió por la arena y los agentes que le esperaban fuera le multaron. En cambio, por acabar con casos relacionados con el agua, no se sabe cómo acabó el caso de las personas que estaban practicando SUP en Gavà.

Cambiando de tercio, el mundo ciclista también se ha visto afectado por las medidas decretadas para combatir la propagación del COVID-19. En este caso, la situación más bestia se ha producido en Gijón, donde un ciclista de unos 40 años fue arrestado por la Policía Local acusado de desobediencia y resistencia a la autoridad. Según la nota de prensa del Ayuntamiento, el acusado fue sorprendido por la policía mientras daba un paseo en pleno confinamiento y tras ser requerido por los agenes, les tosió en la cara y huyó... sin éxito.

Por su parte, en Almería, otro ciclista fue detenido acusado de atentado contra la autoridad (con lesiones) por esquivar un alto en el paseo marítimo de la ciudad y arrollar a un agente mientras escapaba.

Detienen por desobediencia a un ciclista en Almería:La Policía Nacional ha detenido por desobediencia a un ciclista que no paró cuando los agentes de este cuerpo desplegados en la zona del paseo marítimo de Almería le dieron el alto y ante las medidas decretadas por el estado de alarma por coronavirus.

Más polémico es el caso que han denunciado en Twitter de un ciclista de origen gallego afincado en Madrid. La Policía Municipal le ha multado por ir a comprar el pan en bici a una panadería que está a dos kilómetros de su casa. La multa habla de "desobediencia a la autoridad" y "deambular por la vía pública sin justificación estando prohibido", a pesar de estar de vuelta, llevar el pan y estar a tan solo 300 metros de su domicilio.

Sin irnos de la ciudad, cambiamos de deporte para irnos al skate. En este caso, uno de los youtubers de referencia de habla hispana, Sergio Lucea, salió a grabar un vídeo de skate con un compañero. Les paró la policía y en este caso, por suerte para ellos, acabó todo en un simple aviso.

Finalmente, no se podía quedar sin mención el mundo de la nieve. Tras el rescate de la Guardia Civil a un montañero el mismo día que entraban en vigor las restricciones de movilidad, se han registrado casos también de gente practicando skimo. Es decir, esquí de montaña. Algunos, captados por las webcams de las estaciones de esquí de Andorra y criticados por responsables del Gobierno o las Federaciones respectivas.

El Real Decreto publicado en el BOE indica que el incumplimiento de las medidas impuestas por el Gobierno contra el coronavirus pueden ser "sancionadas con arreglo a lo dispuesto en las leyes". Y en las leyes, concretamente en la Ley 17/2015 de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil, se establecen multas que pueden ir de: hasta 1.500 euros las más leves; de 1.501 euros a 30.000 euros las graves; y de 30.001 euros a 600.000 euros las muy graves.