Competición
  • Clasificación Eurocopa
Síguenos

Surf

Imágenes de la borrasca Amelie en Galicia, Cantabria y el País Vasco

La primera gran borrasca de la temporada dejó olas de más de 6 metros en puntos del litoral cantábrico. Donde el viento lo respetó se llegó a surfear.

Imágenes de la borrasca Amelie en Galicia, Cantabria y el País Vasco
Pedro Puente Hoyos EFE

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado estos días la alerta naranja por temporal marítimo en todas las comunidades enclavadas en la fachada cantábrica. Asturias, Cantabria, País Vasco y Galicia sufrían viento del oeste de fuerza 8 y olas que superaban los 6 metros de altura.

Un buen ejemplo de la potencia del temporal marítimo se puede apreciar en el vídeo que el filmer de surf Ritxi Goya grabó en Zarautz (Gipuzkoa).  Grandes olas rompiendo por todas partes grabadas con BlackMagic 6K y Phantom 4 Pro.

En sitios donde el viento y las condiciones respetaron mínimamente la fuerza del swell, varios surfistas se atrevieron a surfear las increíbles olas que generó Amelie. Es el caso de los vascos Eneko Acero, Natxo Gonzalez o Adrián Fernandez de Valderrama, además de cántabros como Ale Morales, Valentin Pana o Dani Pablos, que estuvieron bailando con las olas de Laredo (Cantabria). A remo.

La foto de portada también es en Cantabria, por cierto. Concretamente es el faro de la isla de Mouro, situado en la entrada a la Bahía de Santander.

El maretón también hizo acto de presencia en Galicia. Un buen ejemplo de ello es que varios surfistas se metieron al agua en Illa Pancha (Ribadeo). En este caso fue para surfear una increíble ola que rompe allí, O Panchorro, en tow-in (arrastrados por motos de agua). El tubo de Lucas 'Chumbo' Chianca es antológico.

Con Amelie, la primera borrasca seria de la temporada, se da por iniciada la temporada de olas grandes en el norte. Una temporada que debería dejar -como siempre- imágenes realmente espectaculares de surf y eventos como el Punta Galea Challenge o el Illa Pancha Challenge. Se alargará hasta primavera.