Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Ligue 1
Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Twente Twente TWE

-

Heracles Heracles HCL

-

Síguenos

Snow

Incautan 380 kilos de cocaína escondidos en una excavadora destinada a pistas de esquí

El cargamento, valorado en 140 millones de dólares, pretendía suministrar la droga entre los esquiadores de los resorts. Una temporada con algo menos de “nieve”.

La policía australiana incauta 380 kilos de cocaína destinada a pistas de esquí tras hacer pasar una excavadora por un escáner.
YouTube

La policía australiana ha decomisado un cargamento de más de 380 kilogramos de cocaína ocultos en una excavadora que, según las autoridades locales, estaban destinados a “alimentar” a los esquiadores y snowboarders de algunos de las estaciones de esquí del país. Unos resorts que, debido a la nevada histórica que ha azotado algunas de las zonas del país, están a rebosar de locos por la “nieve”.

Y por si no cayó nieve suficiente esta semana en Australia en la que ha sido la semana con más nevadas de la historia jamás registradas, parece ser que para algunos de los esquiadores, tal temporal no ha sido suficiente que han tenido que pedir algo más de “polvo blanco” para poder esquiar y disfrutar de la nieve con toda la euforia del mundo.

Con un precio de calle total que superaba los 140 millones de dólares, el cargamento ha sido decomisado por las Fuerzas Australianas de Frontera después de pasar la excavadora donde se alojaban los fardos de cocaína por una gran máquina de rayos X. El resultado del escáner mostraba cómo se aprovechó hasta el último hueco de la máquina para esconder el polvoriento botín.

Al parecer, Australia gozará de unos días de temporal de nieve más tranquilos de lo previsto ya que muchos de los esquiadores que se preparaban para un fin de semana de locura y desenfreno, van a pasarse el día en casa con el “mono agitando la jaula”. Una historia de lo más curiosa, sin duda.