Síguenos

Aventura

Encuentran una ballena jorobada de 8 metros en plena selva amazónica

Ballena jorobada en el Amazonas

@bicho_dagua

La organización Bicho D’água publica desconcertantes imágenes de una cría de ballena jorobada muerta en la Selva del Amazonas.

La semana pasada os hablábamos del Amazonas porque era la época en la que se producía un curioso fenómeno llamado 'pororoca'. Se trata de una larga ola que transcurre río arriba debido a las potentes mareas de la zona y a un bajo cauce del río, algo que ocurre durante los meses de febrero y de marzo. Kepa Acero, surfista y aventurero vasco, se decidió a surfearla y lo hizo acompañado de cocodrilos y locales que usaban puertas de frigoríficos para ello. ¡Qué historia!

El caso es que todo eso ocurría en la zona de Macapá, a un lado de la isla de Marajó. Pues esta semana, relacionado -supuestamente-  también con el fenómeno de las mareas, el otro lado de la isla ha sido noticia. En este caso, relacionado únicamente con la aventura, puesto que un grupo de excursionistas que iba por la selva amazónica localizó una ballena jorobada muerta a unos 15 metros del agua.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Bicho D'água (@bicho_dagua) el

¿Cómo acabó allí?

Hasta allí se desplazó un equipo de biólogos de la ONG Bicho d'Agua, un proyecto socioambiental patrocinado por Petrobras que trabaja para la conservación y protección de los mamíferos acuáticos de la zona. El equipo de expertos está estudiando al animal, de 8 metros -descartando que sea adulta- y unas 10 toneladas de peso, para saber qué le trajo hasta este extraño punto terrestre.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Bicho D'água (@bicho_dagua) el

Las hipótesis que se barajan son varias. Los biólogos advierten en primer lugar que 'no es tan raro' y creen que lo más probable es que la ballena jorobada ya hubiera fallecido antes de adentrarse en las ramificaciones de esta zona del Amazonas y simplemente las fuertes mareas la dejaran allí.

Sin embargo, teniendo en cuenta algún caso anterior en otra zona parecida, también se contempla que la ballena estuviera viva pero se desorientara por las muchas rama de los ríos que forman el Amazonas y acabara varada en el manglar por culpa de las mareas. Nada que ver con la que apareció en su día en el Manzanares...