NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CICLISMO | CLÁSICA SAN SEBASTIÁN

Recital de Evenepoel en la Clásica de San Sebastián

Se escapó a falta de 46 km para la línea de meta y pasó el muro de Murgil sin rivales. El de Aalst (Bélgica) lanzó un ataque largo y nadie fue capaz de echarle el guante

San SebastiánActualizado a
SAN SEBASTIAN, SPAIN - JULY 30: Remco Evenepoel of Belgium and Team Quick-Step - Alpha Vinyl celebrates winning the Txapela hat trophy on the podium ceremony after the 42nd Donostia San Sebastian Klasikoa 2022 - Men's Elite a 224,8km race from San Sebastian to San Sebastian / #Klasikoa2022 / on July 30, 2022 in San Sebastian, Spain. (Photo by Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images)

Remco Evenepoel había dado una exhibición en la Clásica de 2019, pero lo de la edición 2022 sólo tiene precedentes cercanos con los ataques salvajes de Van de Poel, Van Aert o Pogacar en tardes inspiradas. Se marchó a 46 de meta y ganó la carrera. El belga ya había demostrado su categoría en la edición de 2019 pero, en este caso, decidió pegar el hachazo con mucho más recorrido. El undécimo triunfo del curso para él.,

La lluvia sorprendió a los equipos a medida que se acercaban a la línea de salida del Boulevard. Luego remitiría. Antes de la partida, Alejandro Valverde fue objeto de un sentido homenaje por parte de la organización, de OCETA, empresa que pone en pie la Itzulia y la Clásica. Julián Eraso, su presidente, le dedicó unas palabras y dos mujeres le bailaron un aurrezku, danza de respeto para los que la merecen, como el Bala, que se retira. Además, le colocaron una txapela y recibió un ramo de flores amarillo. Todos los vencedores de alguna edición de la carrera también fueron reconocidos pero el Bala encabezó al grupo de ilustres por razones obvias.

La carrera comenzó un poco lastrada por las ausencias de varios preinscritos que, al final, no viajaron a Donostia. Vingegaard sigue de celebraciones tras ganar el Tour, Gerraint Thomas quiere descansar también, Van Aert salió de la ronda francesa con un constipado y Mikel Landa no acaba de superar sus molestias en una pierna. Estará en la partida, sin embargo, de la Vuelta a Burgos. Todos los ojos puestos, por lo tanto, en Pogacar, Evenepoel, Mollema o Valverde.

Hubo escarceos desde el principio pero la primera escapada buena la protagonizaron Delacroix, Boaro, Pedersen, Tusveld, Sánchez (el del KernPharma, no Luisle), Barrenetxea, Azurmendi, Cabedo y Jousseaume. Habían transcurrido 50 km. y aventajaban al pelotón en más de 2 minutos. Las cotas de Azkarate, Urraki y Alkiza fueron transcurriendo durante la jornada pero por delante quedaban los tres jueces de verdad de la Clásica: Jaizkibel, Erlaitz y Murgil Tontorra, una cuesta que desemboca en Igueldo y que enlaza caseríos con caseríos. Pistas de cemento asfaltadas recientemente.

Ascendiendo Jaizkibel, a falta de 65 para meta, la escapada se vino abajo. El último superviviente fue el navarro Ibai Azurmendi. El Quick Step impuso un ritmo terrible y Pogacar se cayó del grupo principal. Los esfuerzos del Tour pasan su peaje. Mohoric hizo un descenso de libro por el lado de Hondarribia pero, abajo, camino de Irún, los diversos grupos se fueron uniendo en uno principal camino del que, a la postre, sería el juez de la carrera: Erlaiz, una cota que une el barrio de Ibarla de Irún con Oiartzun, cerca de Gurutze.

En un momento impensable, fue un valiente Evenepoel quien, a falta de 46 km para la llegada, aprovechó para atacar y rompió el orden. Simon Yates aguantó el primer envite pero se descolgó cuando restaban 44 por lo que el belga se lanzó a por la victoria. Su imagen de contrarrelojista pasando por Pasajes es para enseñar a los niños y niñas. Hizo el primer paso por San Sebastián sacando 1:08 a Rodríguez y Sivakov, que hacían de puente, y 1:39 a Mollema, Benoot y Yates. El pelotón circuló por el Boulevard a 4 minutos con un Pogaçar ya descartado y que retiró. La suerte estaba echada. El Tour exige unos esfuerzos que luego son complicados de recuperar. En la meta entraron sesenta.

Remco estaba encantado en la línea de meta. “Ha sido un triunfo del equipo que ha trabajado todo el día y que ha hecho la carrera dura en Jaizkibel. Es una prueba que me gusta mucho y para mí era una alegría estar en la línea de salida y luego conseguir la victoria como en 2019. La subida a Murgil ha sido increíble, con toda la afición animando y empujándome para llegar al final. Ganar en San Sebastián es siempre fabuloso y, hacerlo dos veces en pocos años, mucho más. Ahora tendré una txapela para mi padre y otra para mí”, aseguró.

CLÁSICA SAN SEBASTIÁN 224,8 km

1. Evenepoel (Bel) Quick-Step 5h 31:44

2. Sivakov (Ita) Ineos a 1:58

3. T. Benoot (Bel) Jumbo 2:31

4. Mollema (PBa) Trek 3:11

5. C. Rodríguez Ineos m.t.

6. S. Yates (Ing) Bike 3:28

7. Skujins (Let) Trek 4:09

8. M. Jensen (Din) Trek m.t.

9. R. Urán (Col) Education m.t.

10. L. Rota (Ita) Intermarché m.t.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?