MOUNTAIN BIKE | MUNDIALES

Valero: "Más duro era el campo"

El biker del BH Templo Cafés, bronce hace un mes en Tokio, afronta este sábado (15:30, Eurosport) el Mundial en Val di Sole (Italia) con "motivación extra".

Madrid
0
Valero: "Más duro era el campo"
CHRISTIAN HARTMANN REUTERS

David Valero (Baza, Granada, 32 años) vivió su día de gloria el 26 de julio en Tokio, donde se colgó el bronce olímpico. Un mes después, llega el Mundial en Val di Sole (Italia) donde pasa al primer plano tras su estallido.

-Carlos Coloma, su 'patrón' y bronce en Río, le advirtió que una medalla olímpica le cambiaría la vida. ¿Ya ha notado algo?
-¡Sí, pero se agradece el jaleo por un resultado así! Al estar en temporada lo voy asimilando poco a poco. Aún me falta saborearlo del todo.

-¿A nivel deportivo puede suponer un salto? ¿Hay que contar con Valero para este Mundial?
-Sí, llevaba unos años sin rendir al nivel que creía tener. Ahora me tendrán más en cuenta, aunque al final nos conocemos todos. Antes de los Juegos ya había hecho carreras buenas, peleando por Copas del Mundo. Aquí no llego al cien por cien como en Tokio porque no he parado por la medalla.

-¿Cómo le viene el circuito?
-Es duro, exigente, y me veo cómodo, con ganas. Es un trazado peleón. Va a ser una carrera muy abierta, con sorpresas, porque ya no hay un claro dominador. En el Europeo (fue 23º el 15 de agosto), con los festejos, no llegué con el paso y se me hizo duro.

-¿Llegó a Tokio convencido de que podía optar a una medalla?
-El objetivo del equipo era ese. Trabajamos muchísimo, en altura, la aclimatación previa al calor... Y salió redondo. Pero en mountain bike influye mucho la mecánica, los pinchazos y te lo juegas todo en hora y media.

-Entonces, utilizaron frases de Luis Aragonés para motivarse. ¿Con qué llega ahora al Mundial?
-¡Ahora tengo motivación extra! También tranquilidad y confianza en mí mismo porque sé que puedo conseguir grandes cosas. Es como ir a un examen con todo sabido 'de pe a pa'.

-¿Qué sensación le dejó enseñarle el culotte a una leyenda como Nino Schurter, ocho veces campeón mundial y que acabó cuarto?
-¡Buena! De los 38 corredores, a todos les había ganado alguna vez menos a él. Fue un día especial. Cuando le enganché recordé una Copa del Mundo de 2017 en la que me adelantó al esprint y pensé '¡Hoy te la devuelvo!'.

-Ahora hay que gestionar también la presión porque se esperan más resultados...
-Esa presión ya me la meto yo. Siempre salgo al máximo y quiero ser alguien en el mountain bike.

"He ganado tranquilidad y confianza; sé que puedo hacer grandes cosas"

David Valero

-Trabajaba en el campo con su padre y le decía que con la bici no iba a ir a ningún lado. ¿Se lo ha recordado?
-No... Ya llevo tiempo como profesional. Ese trabajo me dio una disciplina, educación y constancia que me ha venido bien. Tengo la suerte de dedicarme a mi hobby y no me cuesta salir a entrenar o de viaje. Me siento afortunado. El campo es más duro y no está valorado. Mi padre y sus dos hermanos tienen una cooperativa con olivos, invernaderos de tomates y pimientos, cereales y un pequeño cebadero de terneros y allí eché muchas horas.

-¿Cómo era eso de trabajar de mecánico en Ciclos Montoya? ¿Cómo sacaba tiempo para montar? Porque hasta los 22 años no compitió en serio...
-Cuando estaba en el campo y a las seis se iba la luz en invierno, salía con una linterna. Y en la tienda aprovechaba las horas del mediodía o antes de abrir. Y sábado y domingo a tope. Es mi pasión. Cuando me preguntan qué hago fuera de pretemporada, es fácil: ¡Montar en bici con los colegas!

-¿Para cuántas carreras le han reclamado ya?
-(Resopla) Tengo el calendario muy apretado, pero terminaré a principios de octubre y seguro que puedo asistir a alguna marcha y disfrutar del éxito con la gente.

-¿Hacen falta más equipos como el BH Templo Cafés, totalmente profesionalizados, para dar el salto competitivo en España?
-El apoyo es fundamental. En España hay tres equipos profesionales ya de mountain bike y son punteros, pero sí que para la gente joven puede hacer falta un empujoncito más.

-Hay una auténtica fiebre de mountain bike en España, pero quizá no se refleja en las audiencias, a nivel de competición. ¿Qué hace falta?
-Hay mucha afición popular. ¿Quién no tiene una MTB en su casa? Pero faltan retransmisiones televisivas, conocimiento de las pruebas. Ahora ha entrado Eurosport y se está notando.

-¿Se ha permitido algún capricho después de la medalla?
-¡Estar casi un mes en casa con la familia! Luego descansaré un poco pero en 2022 comienza la clasificación para París 2024 y hay que ponerse las pilas.

-¿Tatuaje no se va a hacer?
-¡Ya me hice uno en Río! Ahora tengo que darle una vuelta para 'tunearlo' con algo chulo.

LA PREVIA: SIN PIDCOCK NI VAN DER POEL

Sin Mathieu van der Poel, restañando heridas tras su caída en Tokio, ni el campeón olímpico Tom Pidcock, con el Ineos en La Vuelta, los bikers 'puros' serán protagonistas este sábado (Eurosport y Red Bull TV, 15:30) en Val di Sole, donde el neerlandés ganó la última Copa del mundo en 2019. Los suizos Mathias Flueckiger (plata) y Nino Schurter, el checo Ondrej Cink, el brasileño Henrique Avancini o los franceses Victor Koretzky y Jordan Sarrou serán los rivales para David Valero, Sergio Mantecón, Ismael Esteban y Pablo Rodríguez. Rocío del Alba renunció tras su accidente en Río.