MTB | MUNDIALES VAL DI SOLE

El 'Coloma Team' lanza al MTB español

La Selección en los Mundiales está formada por cinco corredores del BH Templo Cafés: dos élite, entre ellos el bronce en Tokio David Valero, y tres Sub-23.

0
Los miembros del BH Templo Cafés, con Carlos Coloma a la cabeza, en un entrenamiento.
Silvia Fernández (BH Templo Cafés)

Hasta el 29 de agosto se celebra el Mundial de MTB en Val di Sole (Italia). La Selección está formada por 19 'bikers', de los cuales cinco pertenecen al BH Templo Cafés: los Sub-23 David Campos, Iván Feijóo y Nuria Bosch, y los élite David Valero y Pablo Rodríguez. Serían seis si Rocío García no hubiera renunciado a acudir tras su caída de Tokio. Todos competirán, individualmente, el sábado (carrera élite masculina a las 15:30). Valero, Campos y Bosch ya disputaron este miércoles el team relay (relevos), donde finalizaron 14º.

El BH Templo Cafés fue creado en 2019 por Carlos Coloma con la intención de dar a sus ciclistas “ese plus” que el riojano consideraba que faltaba. A día de hoy, es el único equipo de montaña español cuyo staff se dedica en exclusiva a sus corredores.

Compaginar ser fundador y corredor fue tarea muy difícil: “Era algo muy bonito pero a la vez muy duro”. Por ello, y tristemente motivado por la pandemia, aparcó la bicicleta este pasado marzo. “Decidí no disputar los Juegos de Tokio por centrarme en el equipo y ayudar a David Valero, Pablo Rodríguez y Rocío García”, subraya. No le salió mal, porque el andaluz fue bronce.

David Valero y Carlos Coloma en la prueba de Albstadt en mayo de 2021.

"El objetivo a la vista es potenciar el deporte femenino"

Coloma tiene claro cuál es su siguiente meta: potenciar el deporte femenino. De esta forma, su intención es “asegurar que el BH Templo Cafés y el deporte español tengan, por lo menos, una representante española en París 2024, y en Los Ángeles 2028, dos o tres chicos y dos chicas”.

Para asentar la continuidad del MTB creó el BH Templo Cafés Co-Factory, una estructura para corredores Sub-23. Lo que supone un gran esfuerzo económico que otros equipos rechazarían, Coloma lo ve necesario: “Nuestra filosofía y la de las marcas que están detrás es potenciar la base y tener una unión desde la escuela”.

El auge de este deporte en los más pequeños también se ha hecho notar. Su escuela de La Rioja pasó de 40 jóvenes a 90. “Y no tenemos más porque no hay monitores técnicos para dar abasto”, reconoce. La idea que tiene el equipo es sumar a dicha escuela la del propio Valero en Baza y abrir otra en Altea.