CICLISMO

La Free Motion Desafío La Titánica enamora a Perico Delgado

El ex campeón del Tour comentó tras su participación en la prueba que “podría ser perfectamente una etapa para la Vuelta a España”.

Las Palmas de Gran Canaria
0
Perico Delgado rueda durante un tramo de la Free Motion Desafío La Titánica.
Rodrigo Jiménez

La Free Motion Desafío La Titánica coronó este sábado a sus primeros titanes, celebrándose por primera vez como prueba única con sello UCI, tras XVI ediciones en el marco de la Gran Canaria Bike Week, después de una etapa en la que se dieron cita más de 255 ciclistas en Mogán. Los 138 kilómetros de extrema dureza dejaron imágenes para el recuerdo a su paso por las grandes presas de Gran Canaria y el temido Valle de Las Lágrimas, que dejó encantado a Perico Delgado, a pesar del sufrimiento.

“Las Lágrimas de Perico”

El padrino de esta exigente etapa grancanaria bromeaba al finalizar los dos primeros tramos cronometrados y, justo antes de comenzar el tercer y último tramo decisivo, el temido Valle de las Lágrimas, comentaba que algunos se habían atrevido a decir que “se iban a llamar después de esta prueba las Lágrimas de Perico”.

El corredor segoviano, y ganador del Tour de Francia de 1988, aseguró que habría que “echar mano a la épica para conseguir hacer frente a los 11 exigentes kilómetros del Valle de las Lágrimas”.

Durante los dos primeros tramos, el embajador de la Free Motion Desafío la Titánica se ha visto bastante bien, aunque “con el miedo en el cuerpo, viendo el desarrollo que he llevado durante primer puerto con rampas del 15 y hasta el 20%”.

A su llegada a meta, Perico se mostró encantado con el recibimiento en la isla de Anfi del Mar y comentó que “esta carrera podría ser perfectamente una etapa para la Vuelta a España debido a la dureza de sus rampas y a la belleza del entorno”.

El austriaco Mathias Nothegger y la rumana Ela Muresan se alzaron con la victoria

En la categoría masculina, Mathias Nothegger ha sido el vencedor de esta primera edición independiente con un tiempo de 02:06:53 en el conjunto de los tres tramos cronometrados. El ciclista austriaco, afincado en Gran Canaria desde hace muchos años y especialista en este tipo de carreras, se convierte en nuestro primer titán después de

Por su parte, Jacob Reyes Mesa llegó a la meta en segundo lugar, tras firmar una notable participación en la cita grancanaria, con un tiempo de 02:11:03. Manuel de León Hernández completó el podio masculino con un tiempo de 02:12:41. Ambos pertenecen al club ciclista Cincuenta y tres.

Alrededor de las 15:20 horas de este sábado, Ela Muresan, del CD Seven Pro atravesaba la línea de meta finisher de la Free Motion Desafío La Titánica como ganadora absoluta de la categoría femenina. La rider rumana y afincada en Tauro, en el sur de Gran Canaria, ponía el broche de oro a una brillante carrera en todos los tramos cronometrados hasta llegar a la Isla de Anfi con un tiempo de 02:46:02.

Del resto de corredoras, dos brillaron por encima del resto: Josefine Huitfeldt, del equipo Loro Parque Los Silos Natural, ocupó el segundo cajón del podio con un tiempo de 02:58:29. El otro nombre del día es el de Cathaysa Sánchez Amador, del Club Deportivo Top Time Team, con un tiempo de 03:08:20 y que, además, consiguió ser la primera canaria en cruzar la línea de meta.

El temido Valle de Lágrimas, con apenas once explosivos kilómetros de carrera dentro del tercer tramo cronometrado, y el que ganador de esta edición empleó 1:11:43, a una media de 20 km/h, acabó con las ilusiones de muchos corredores de acabar la carrera. Nuestra vencedora en la categoría femenina, Ela Muresan, completó este tramo en 1:35:36. Lo que dice mucho de la dureza de sus rampas y de los porcentajes de estas, hasta un 25% en algunos momentos. Rampas constantes y con pocos sitios donde recuperar pulsaciones han convertido a esta prueba organizada por el Ayuntamiento de Mogán y DG Eventos en un auténtico reto para cualquier ciclista. Tal es así que 32 corredores tuvieron que abandonar, por lo que llegaron a meta un total de 225 riders.