CICLISMO

Pogacar renuncia a la próxima edición de Milán-San Remo

El esloveno, que está a una etapa de ganar su segunda general del año en Tirreno-Adriático, considera que ya ha competido mucho a estas alturas de curso.

0
Pogacar renuncia a la próxima edición de Milán-San Remo
UAE Team Emirates @BettiniPhoto

Tadej Pogacar renuncia a la Milán-San Remo (20 de marzo). Así lo ha confirmado el corredor esloveno tras finalizar la sexta etapa de la Tirreno-Adriático, donde este martes puede confirmar su segunda conquista del curso después de ganar la general del UAE Tour. "He corrido mucho este año", argumentó el portador de la maglia azzurra ante los micrófonos de la organización de la ronda italiana, por lo que no comprometerá su futura condición física en el Tour de Francia, donde defiente título, con un exceso de carreras.

Cabe señalar que entre los grandes aspirantes a conquistar el maillot amarillo en la Grande Boucle, Pogacar es de los que más kilómetros acumula sobre el asfalto en esta temporada, con un total de 2.324 repartidos en 14 días de competición. Así las cosas, tal como él mismo confirmó en la tarde de este lunes, sus próximas participaciones tendrán lugar en la Vuelta al País Vasco (5 al 10 de abril) y dos clásicas de las Ardenas: Flecha Valona (21 de abril) y Lieja-Bastoña-Lieja (25 de abril). Todo ello sin olvidar que el pequeño test contra el crono de 10 km que afrontará la última etapa de Tirreno-Adriático será importante para coger sensaciones de cara al Tour: "Correré según mis sensaciones y espero hacer una buena contrarreloj porque es muy importante cuando las hay en casi todas las carreras de este año. También hay dos en el Tour, así que será un buen entrenamiento para las próximas carreras".

Pese a que Pogi no estará en la 112ª edición del Monumento italiano, la carrera gozará de una constelación de estrellas del más alto nivel: Vincenzo Nibali, Peter Sagan, Max Schachmann, Julian Alaphilippe, Tim Wellens, Philippe Gilbert, Michal Kwiatkowski y los dos grandes favoritos, Mathieu van der Poel y Wout van Aert (que defiende título). Aun sin el portento esloveno, el espectáculo está garantizado.