CICLISMO | CICLOCROSS

Estandarte del ciclocross

Felipe Orts defiende hoy en Torrelavega el título de campeón de España y en 2021 da el salto al ciclismo profesional en carretera con el Burgos.

Estandarte del ciclocross
Luc Claessen Getty Images

En los últimos años, Felipe Orts es la gran baza y el estandarte del ciclocross español. El de Villajoyosa, de 25 años, es pentacampeón de España, título que hoy intentará revalidar en Torrelavega (13:30 horas) y en su palmarés tiene una histórica plata mundial en la categoría Sub-23 en 2017. Diciembre, enero y febrero son los meses por excelencia de esta modalidad, dominada por neerlandeses y belgas, en la que Orts pone el acento español. “Este año es todo mucho más extraño. Sin público, con la pasión con la que se viven aquí las carreras es muy diferente, pero debemos centrarnos en correr”, cuenta para AS.

Su objetivo sigue siendo pelear por el top-10 en cada prueba y, poco a poco, seguir subiendo peldaños. “Esta temporada, en Essen, logré el mejor resultado de mi vida en pruebas belgas al quedar sexto. Lo importante es ser regular”, añade. Van der Poel y Van Aert, dos triunfadores del ciclismo en carretera, también son los máximos exponentes del ciclocross. “Hay que estarles agradecidos porque nos ayudan muchísimos al darnos tanta visibilidad. No sueño con igualarme a ellos, por delante tengo antes a otros corredores como Iserbyt, Vanthourenhout y Aerts”, explica. “En España hay buena cantera y más posibilidades de las que tuve yo en mi momento. Eso es buena señal”, destaca Orts sobre la situación actual en nuestro país.

Felipe Orts.

Pese a su edad, el alicantino es un veterano en el circuito, pero aún se encuentra algunos problema en ciertas ciudades... frente a los privilegios de corredores locales. “Esta temporada, para una carrera, tenía pase para el parking principal. Nos dijeron que estaba lleno y, por seguridad por la situación actual, no podrían entrar más caravanas. Poco después, llegaron varias belgas y entraron. Eso me enfadó mucho, porque soy un corredor más con contrato y todos somos iguales”, lamenta sobre aquel episodio.

En 2021 dará el salto al ciclismo profesional en ruta con el Burgos-BH, en la que será su primera experiencia de este calibre en carretera. “Me vendrá muy bien y me ayudará, especialmente para ese punto más de resistencia en días clave en ciclocross. Es un acuerdo que nos viene bien a ambas partes: en invierno les doy visibilidad y el resto del año puedo competir con ellos, aunque mi prioridad es el ciclocross. No me veo en la Vuelta por ejemplo. Mi perfil es más de carreras de una semana o clásicas belgas”, explica.

Felipe Orts, en el centro.

Sobre cómo va el invierno, Orts es optimista: “Esta vez me he visto más cerca de la cabeza que el año pasado. Tras el Nacional prepararé el Mundial (30/01 en Ostende, Dinamarca). Será en un circuito con mucho barro, algo que me lastra, pero lucharemos”. Y, tras esto, al Burgos: “Este año no apuraré tanto la temporada de ciclocross y a finales de febrero espero estar concentrado con mi nuevo equipo”. Año de cambios y de ilusiones para Felipe Orts.