GIRO DE ITALIA | ETAPA 12

Los españoles en el Giro: Pedrero y Bilbao, con los mejores

Ambos corredores entraron en el reducido grupo de favoritos. Pello Bilbao mantiene el tercer puesto en la general y Pedrero acecha el top-10.

Los españoles en el Giro: Pedrero y Bilbao, con los mejores
LUCA BETTINI AFP

La decimosegunda etapa del Giro sirvió para ver quién va con más fuerzas que el resto. El NTT puso un ritmo altísimo en el pelotón y redujo el número de participantes a menos de una veintena. Dos de ellos eran españoles: Antonio Pedrero y Pello Bilbao, que siguen dispuestos a dar guerra en la clasificación general que lidera Almeida.

Así le fue a los españoles en la undécima etapa del Giro

Pello Bilbao (22º): entró en el reducido grupo de favoritos, del que no se descolgó ni cuando tuvo que cambiar la bici. Mantiene el tercer puesto en la general.

Antonio Pedrero (24º): también aguantó en el grupo principal. Sus sensaciones cada vez son mejores y es 13º en la general, acariciando entrar entre los diez primeros.

Sergio Samitier (32º): entró en el grupo que llegó unos minutos después de los favoritos. Es el mejor escudero de Pedrero, y estuvo gran parte de la etapa con él.

Albert Torres (35º): se coló en la numerosa escapada del día, pero el complicado terreno hizo que perdiera contacto con ella. Realizó un buen último servicio al ser absorbido por el pelotón.

Víctor de la Parte (43º): la de hoy parecía ser una etapa que se adaptaba bien a él, pero decidió no meterse en la fuga y ayudar a Zakarin, con el que llegó a meta.

Jonathan Castroviejo (48º): hoy le tocó a su compañero Narváez buscar la etapa, y tuvo éxito. Castroviejo lo tuvo cerca hace unos días, y volverá a probar suerte.

Dani Navarro (55º): también sigue buscando que aparezca una buena oportunidad para tratar de cazar una victoria de etapa.

Óscar Rodríguez (66º): ya no estaba presente cuando Fugslang sufrió una nueva avería. Hizo un buen trabajo protegiendo a su líder.

Héctor Carretero (104º): realizó un gran esfuerzo para adentrarse en la escapada del día, en la que ingresó cuando ya llevaba varios kilómetros formada. No pudo más y acabó dejándose llevar.