CICLISMO | DAUPHINÉ

Roglic abandona el Dauphiné

El esloveno, líder de la carrera, abandona y no disputará la última etapa tras la caída que sufrió en un descenso de la cuarta jornada, a dos semanas del Tour.

Roglic abandona el Dauphiné
ANNE-CHRISTINE POUJOULAT AFP

Continúa la sangría de abandonos e infortunios para los hombres importantes del pelotón. Si ayer en Dauphiné abandonó Egan Bernal por problemas en la espalda, más tarde hicieron lo propio Steven Kruijswijk (hombro dislocado) y Emanuel Buchmann (abrasiones profundas) por una caída, y en Lombardía el joven Evenepoel (fractura de pelvis) sufrió una horrible caída, ahora es Primoz Roglic el que abandona el Criterium Dauphiné.

El corredor esloveno, que marchaba líder de la carrera, se fue al suelo en el transcurso de la cuarta etapa de la carrera francesa. En el kilómetro 82 de la prueba, descendiendo la Côte d'Héry sur Ugine, Roglic se fue al suelo. Aparecieron entonces las dudas sobre si abandonar o no, y Primoz llegó a subirse al coche del equipo. Finalmente siguió y pudo terminar la jornada con su maillot rasgado, el cuerpo repleto de heridas e incluso mareado.

Pese a ello, el propio Roglic junto con su equipo han decidido no tomar la salida en la quinta y última etapa de la carrera, que se está disputando a tan solo dos semanas del comienzo del Tour de Francia, gran objetivo del esloveno. "Debido a la caída de ayer, Roglic -líder de la general y los puntos- no tomará la salida en la etapa de hoy. La evolución de sus lesiones determinará sus planes para las siguientes carreras. Le deseamos una rápida recuperación", ha comunicado el Jumbo-Visma, que no ha revelado con exactitud los daños que presenta el ganador de La Vuelta 2019 y retira a su corredor por precaución, al igual que hiciera Ineos con Bernal.

Tras el abandono de Roglic, el Criterium Dauphiné pasa a tener nuevo líder el día en el que se decide la carrera. Thibaut Pinot se coloca como primer clasificado de la general, y Mikel Landa sube hasta el tercer puesto, a 12 segundos del francés. "No es la manera en la que te quieres poner de líder, lo siento por Roglic. Trataremos de jugar con inteligencia en un recorrido muy complicado. Claro que me encantaría conquistar una de las carreras más bonitas por etapas", ha comentado Pinot, que ha decidido no llevar el maillot amarillo por respeto a Roglic, antes del comienzo de la jornada a L'Equipo