CICLISMO | TOUR DE L'AIN

Otra exhibición de Roglic y el Jumbo ante Bernal y el Ineos

Primoz Roglic logró la etapa y la general del Tour de L'Ain tras imponerse en la cima del Grand Colombier. Duro golpe sobre la mesa de cara al Tour de Francia.

Otra exhibición de Roglic y el Jumbo ante Bernal y el Ineos
@tourdelain

Desde el 2012, salvo la excepción del año 2014 con el triunfo de Vincenzo Nibali, el Sky/Ineos fue el equipo referencia en el Tour de Francia, el que imponía el ritmo en las ascensiones más duras y el que tenía la carrera controlada en todo momento. Hasta ahora no tenía rival en ese aspecto, pero parece que en 2020 lo tendrá, y además uno que amenaza con ser aún más fuerte: el Jumbo. Primoz Roglic logró su segunda victoria en el Tour de L'Ain y conquista la general por delante de Egan Bernal, segundo en ambas clasificaciones, en una etapa con aroma a Tour con final en el Grand Colombier, puerto fuera de categoría de 17,8 km al 7% de media.

Clasificación de la etapa

La última jornada, compuesta por 144 kilómetros montañosos con tres puertos, serviría para tener una de las últimas grandes referencias antes del Tour (arranca el 29 de agosto en Niza y la 15ª etapa será similar a la de este domingo), ya que en la jornada del sábado el Jumbo también fue más fuerte con un tridente de ensueño: Steven Kruijswijk, Tom Dumoulin y Primoz Roglic, con un cuarto escudero de mucha solvencia como es George Bennett. La del Ineos tampoco se quedaba atrás, con Andrey Amador, Geraint Thomas, Chris Froome y Jonathan Castroviejo para ayudar a un Egan Bernal que no mostró buenas sensaciones durante el día, pero que igualmente disputó la etapa a Roglic. En los últimos metros, el esloveno es prácticamente imbatible en duelos así entre este tipo de corredores.

Clasificación general

Julien Bernard (Trek) y Andrea Bagioli (Deceuninck) fueron los dos últimos neutralizados de la fuga, a 15 km de meta. En la ascensión final, el Jumbo impuso su ritmo, evitando cualquier tipo de ataques, y a falta de 7 km, cuando Castroviejo se apartó, Bernal se quedó solo. Era un grupo de nueve corredores, con Nairo, Martin y Porte (el australiano fue de los pocos que lo probó en la subida final), y cuatro eran del Jumbo. Tenían todo bajo control, y cuando tras el arco de un kilómetro a meta Bernal saltó, Roglic siguió y superó con claridad al colombiano. Un duro golpe sobre la mesa. Nairo, que sigue también con buenas sensaciones, cierra el podio. El Dauphiné, la próxima semana, la última prueba de fuego antes de la Grande Boucle.