MILÁN-TURÍN

Démare afina su velocidad en el test para la Milán-San Remo

El esprinter francés del Groupama derrotó a Ewan en una Milán-Turín para velocistas tras la eliminación de Superga en un test de cara a San Remo.

Démare afina su velocidad en el test para la Milán-San Remo
MARCO BERTORELLO AFP

Arnaud Démare fue el más rápido en la Milán-Turín, el test de los velocistas que se preparan para la Milán-San Remo. Una carrera que habitualmente era para ciclistas de otro perfil (en 2019 Woods batió a Valverde), pero que en este 2020 se configuró más llana tras eliminar la subida a Superga. Eso provocó que se convirtiera en un duelo entre muchos de los mejores esprinters del panorama, que se llevó el francés del Groupama, que estrenó su palmarés en 2020.

La carrera estuvo marcada por una fugaen la que se coló un Movistar, Villella, junto a Tonelli (Bardiani), Van Haecke (CCC), Rivi (Italia), Garosio Vini) y Boaro (Astana), que fue el que más guerra dio al pelotón ya que fue el último de los escapados en rendirse. Sin embargo, los equipos con velocistas, incluido el Bora de un Sagan que no gana desde el Tour de Francia 2019, echaron abajo el intento.

Los últimos kilómetros fueron muy nerviosos, con una caída que dejó maltrechos a Lampaert (el del Deceuninck se quejaba de la clavícula) y a Knees (Ineos). El pelotón se cortó, pero pronto se vio al Groupama en cabeza, preparando la llegada a Démare, que no falló y se impuso a Ewan (Lotto Soudal), un Van Aert (Jumbo) que tras ganar en solitario en la Strade se metió en la llegada, y un Sagan que lleva 13 meses sin levantar los brazos.