CICLISMO | VUELTA A BURGOS

Roger Adriá, de la Copa de España a rozar la campanada

El catalán, de 22 años, es el actual campeón de la Copa de España y, antes de que Evenepoel empezara su show, era el gran protagonista de la etapa.

Roger Adriá, de la Copa de España a rozar la campanada
Getty Images

Hasta que Remco Evenepoel comenzó su exhibición, era otro joven corredor el que estaba acaparando los focos en la jornada de ayer. Roger Adriá, corredor del Kern Pharma, fue el más fuerte de la escapada del día de nueve corredores, donde marchaba otro compañero, un Kiko Galván, que se metía en la fuga por tercer día consecutivo y se vació en favor de su compañero. Un gran motivo de protagonismo para esta nueva formación de categoría Continental que debe su nombre al patrocinio de una farmaceútica de Tarrassa, marca que apostó en este proyecto que es el paso a profesionalismo de un equipo histórico del campo amateur español, el Lizarte.

De hecho, Adriá, que subió al podio para recoger el premio al corredor más combativo de la jornada debido a su cabalgada que acabó a dos kilómetros de la meta, es el actual campeón de la Copa de España, la prueba organizada por la RFEC y de la que AS es medio oficial, que sirve de escaparate a los jóvenes talentos españoles. Es el caso de este barcelonés de 23 años, que antes de llegar al ciclismo jugó al fútbol en la cantera del RCD Espanyol, que tenía a Iniesta como ídolo, aunque cuando se tomó la bicicleta en serio vio en otro catalán, Purito Rodríguez, un espejo donde mirarse.

Estudiante de márketing, aunque lo aparcó para afrontar la aventura de hacerse un hueco en el profesionalismo, el corredor quiso acordarse de su familia y de su “otra familia, el Lizarte y este Kern Pharma” que le han abierto hueco en el ciclismo. Manuel Azcona, quien fundó la Asociación Galibier en 1992, de donde han salido talentos como Carapaz, Soler, Amador… y es el germen de este equipo, asegura que el objetivo es “crecer pero con gente de la casa”. Este jueves, en un pelotón repleto de estrellas y en la primera gran etapa de montaña tras la pandemia, esos ‘canteranos’ consiguieron que se hablara de ellos la mayor parte de la jornada.