CICLISMO

Froome y Nibali se pasan al rodillo durante la cuarentena

El británico regresó a Mónaco tras verse obligado a acortar su concentración en Sudáfrica, mientras que el italiano lleva casi una semana entrenando sobre el rodillo.

Chris Froome y Vincenzo Nibali realizan rodillo durante su cuarentena por la pandemia de coronavirus.

Las grandes figuras del ciclismo siguen sumando kilómetros sobre sus bicicletas... pero dentro de sus casas a causa de la expansión del coronavirus. Profesionales como Chris Froome o Vincenzo Nibali han querido compartir en las redes sociales cómo sobrellevan la cuarentena en sus casas para dar ejemplo a los aficionados y cómo siguen con su preparación para estar en plena forma cuando la temporada se reanude.

Froome ya se encuentra en su casa de Mónaco, donde voló junto a su compañero en el Ineos Dylan Van Baarle para evitar posibles problemas con las restricciones de vuelo que han impuesto algunos países para combatir la expansión del contagio por el coronavirus. "Aprovechando al máximo la situación", escribió Froome, al tiempo que se sacaba una foto mientras hacía rodillo junto a los hashtags #stayhomestaysafe (quédate en casa, quédate a salvo), #stayhomesavelives (quedarse en casa salva vidas) y #quarantineandchill (cuarentena y tranquilidad)

Froome y Van Baarle se vieron obligados a adelantar su viaje tras su concentración en Sudáfrica, donde rodaron por numerosos caminos de tierra. "Hemos hecho nuestra propia Strade Biance en África. Gané yo", escribió Froome la semana pasada en Twitter. Froome tendrá que esperar ahora para volver a rodar por las carreteras en su adaptación a la competición antes del asalto al que sería su quinto Tour de Francia.

Nibali compitió en la Milán-San Remo virtual

Más tiempo de rodillo llevan otros corredores como Vincenzo Nibali. El italiano no ha podido salir de su casa para rodar después de concluir la París-Niza aunque sí ha seguido dando pedales con el rodillo desde casa. De hecho, el 'Tiburón de Messina' participó este sábado en la experiencia virtual de la Milán-San Remo, en la que numerosos aficionados completaron desde casa de forma virtual los últimos 50 kilómetros de la carrera.

Este lunes Nibali mostró que continúa con su puesta a punto desde casa rodeado de los numerosos trofeos que atesora en su palmarés. "Luchando contra el mundo virtual del ciclismo", bromeaba el italiano en las redes sociales, que ya cuenta los días para volver a salir a rodar por la carretera.