CICLISMO | PARÍS-NIZA

Sin público en las salidas y metas de París-Niza por el coronavirus

ASO llevará a cabo las medidas adoptadas por el Gobierno de Francia, que limita los eventos a un máximo de 1.000 personas para frenar la expansión del coronavirus.

Imagen de las carreteras sin público durante la segunda etapa de París-Niza 2020.
ALAIN JOCARD AFP

La París-Niza 2020 sigue sumando contratiempos en una carrera que, contra viento y marea, ha logrado celebrarse tras las últimas suspensiones en el calendario UCI World Tour a causa del coronavirus.

Este lunes la organización de la carrera anunció que pondrá en práctica las medidas decretadas por el Gobierno de Emmanuel Macron, que impide la presencia de más de 1.000 personas en eventos públicos. De esta forma, la carrera no tendrá público en la salida ni en las llegadas de las etapas.

Este es el comunicado emitido por la organización de la París-Niza

"En cumplimiento de la prohibición establecida por el Ministerio de Sanidad de Francia de eventos y reuniones con más de 1.000 personas, los organizadores de la París-Niza han decidido junto con las autoridades locales celebrar la carrera 'a puerta cerrada'. El acceso al público será restringido en la salida y llegada de cada etapa con una zona de distancia de 100 metros en el podio de la salida y de 300 metros en meta. Los organizadores de París-Niza hacen un llamamiento a los espectadores para cumplir con estas nuevas normas aunque vayan contra la tradición ciclista de juntar a ciclistas con los aficionados".