CICLISMO

Oficial: la Strade Bianche se aplaza por el coronavirus

La organización decidió suspender la prueba de este sábado tras una reunión con las autoridades locales ante la amenaza del coronavirus.

El pelotón rueda sobre los tramos de sterrato durante la Strade Bianche de 2019.
MARCO BERTORELLO AFP

La Strade Bianche 2020 no se disputará este sábado. RCS, la empresa organizadora de la carrera, ha decidido posponer la celebración de las pruebas masculina y femenina tras una reunión en Siena con las autoridades locales y ante la amenaza del coronavirus, que ha afectado a varias regiones del Norte de Italia. De esta forma la clásica del sterrato queda pospuesta hasta una nueva fecha aún por determinar.

Pese a las medidas tomadas por el Gobierno italiano este miércoles, entre las que se incluía la suspensión de varios eventos deportivos y la celebración a puerta cerrada de algunos partidos de fútbol, RCS aseguró en la noche de este miércoles que la Strade Bianche, Tirreno-Adriático y Milán-San Remo seguían adelante. A través de un comunicado los organizadores acataron la decisión pero mostraron su disconformidad con la misma. "Tras la reunión de este jueves por la mañana, parece imposible que la Strade Bianche se celebre por culpa del coronavirus. Las autoridades italianas están bloqueando la organización de la carrera". RCS ya ha solicitado a la UCI que se establezca una nueva fecha para la celebración de las pruebas masculina y femenina.

El alcalde de Siena, Luigi de Mossi, confirmó también la decisión. "Hasta las 19:00 de este miércoles estábamos convencidos de que se podría celebrar. Después llegó el decreto del Gobierno y RCS mostró una serie de dificultades de carácter sanitario que nos han obligado a toma esta decisión aunque muchos quisieran correr. Estamos convencidos de que la prueba solo se pospondrá y no se cancelará".

Varios equipos ya habían anunciado durante la jornada del miércoles su negativa a disputar la carrera ante la amenaza del coronavirus en suelo italiano. El Jumbo-Visma fue el primero en tomar la medida de no competir y poco después les respaldaron el Groupama-FDJ y el CCC antes de que equipos como Mitchelton-Scott, Ineos y Astana anunciasen un parón en su actividad durante al menos las próximas dos semanas.

Es la segunda carrera programada por RCS que se suspende en las últimas semanas tras el UAE Tour (cuatro equipos siguen en cuarentena tras detectarse ocho casos de coronavirus) y la primera que se cancela en Europa, y más en concreto en Italia, uno de los países más afectados por el coronavirus. En los próximos días se conocerá qué ocurrirá con Tirreno-Adriático (11-18 marzo) y Milán-San Remo (21 marzo), que también podrían ser suspendidas o aplazadas a una nueva fecha.