CICLISMO

El gesto que puede delatar a Armstrong en el uso de motores

El estadounidense ha sido acusado del uso de motores en sus bicicletas del Tour. Cuando tocaba la parte trasera del sillín aumentaba la velocidad.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Una frase que puede aplicarse perfectamente para entender el último episodio en la vida de Lance Armstrong. El texano ha sido acusado recientemente por Jean-Pierre Verdy, antiguo jefe de la Agencia Antidopaje Francesa, de emplear motores en sus bicicletas del Tour de Francia, lo que unido a su dopaje biológico no pudo suponer otro desenlace que el de conquistar siete ediciones consecutivas de la Grande Boucle.

Pero esas palabras, que a priori podrían estar sobre papel mojado, ahora están acompañadas de imágenes bastante esclarecedoras. Sólo hacía falta tirar de hemeroteca. Una labor que ha llevado a cabo Antoine Vayer, escritor y cronista del Tour de Francia durante 23 años, al analizar algunos vídeos de Armstrong durante sus participaciones en el Tour. Las diferentes imágenes, ya fuera durante el ascenso a un puerto o en plena contrarreloj, tienen algo en común: un extraño gesto de Lance hacia la parte trasera del sillín. Curiosamente, cada vez que el estadounidense ejecutaba dicha acción, aumentaba su cadencia y velocidad sobre la bicicleta de forma inmediata.

Por último, en una intervención para la televisión francesa, Vayer comparte en su Twitter una pequeña reflexión sobre el rendimiento de Armstrong: "¿Es el uso de un motor lo que explica sus 7.4 vatios / kg durante 9 minutos y 33 segundos por pedalada? Subiendo Alpe d'Huez después de 6 horas de esfuerzo, pasando antes por Madeleine y Glandon". El debate está servido.