CICLISMO

Denifl: "No habría obtenido un contrato sin el dopaje"

El austriaco, que se retiró en diciembre de 2018, estuvo implicado en la Operación Aderlass, una red de dopaje sanguíneo.

Denifl: "No habría obtenido un contrato sin el dopaje"
Agencias

Muchos ciclistas no pueden resistirse al dopaje para conseguir sus objetivos, como es el caso de Stefan Denifl. El excorredor austriaco fue sancionado cuatro años por la UCI debido a su implicación en la Operación Aderlass, en la que estuvo vinculado en una red de dopaje sanguíneo.

Denifl admitió haberse dopado durante cinco años, y según su testimonio ante el Tribunal recogido por Tirol.orf.at, esto fue clave para alcanzar un contrato como profesional: "No soy un criminal. No habría obtenido un contrato sin dopaje". Y sobre su retirada en diciembre de 2018, antes de incorporarse a las filas del conjunto CCC, añadió: "Ya no quería competir, quería estar con mi hijo, finalmente quería tener una vida".

Denifl, de 32 años, explicó durante la audiencia que comenzó a doparse para recuperar su rendimiento lo antes posible tras una grave lesión de rodilla, además de afirmar que muchos equipos son conscientes del dopaje de los corredores. No obstante, los fiscales aseguran que el austriaco defraudó a sus patrocinadores (más allá del dopaje sanguíneo) con el uso de hormonas del crecimiento. En caso de que se le declarase culpable, podría enfrentarse a una pena de prisión de diez años. La oscura sombra del dopaje...