Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

CICLISMO

Armstrong toca fondo: "No puedo jugar ni al ping-pong"

El estadounidense, desposeído por dopaje de sus siete Tours de Francia, se muestra hundido por la sanción que le impuso la UCI.

Armstrong toca fondo: "No puedo jugar ni al ping-pong"
Phil Walter Getty Images

Lance Armstrong llegó al Olimpo del ciclismo y terminó sucumbiendo en el infierno. El estadounidense, fue sancionado por la Unión Ciclista Internacional (UCI) en 2012, de por vida, y desposeído de sus siete victorias en el Tour de Francia, una huella imborrable que le situó como uno de los mayores impostores en la historia del deporte. 

Más de siete años después de lo ocurrido, y tras confesar él mismo su dopaje en el show de Oprah Winfrey en 2013, el estadounidense se muestra hundido en la segunda parte de una entrevista concedida al portal Rouleur. "Hoy no puedo hacer tiro con arco. No puedo jugar al bádminton. No puedo jugar al ping-pong. Cuando todo esto ocurrió me expulsaron de todos los deportes olímpicos de por vida", confesó Armstrong de forma melancólica.

Travis Tygart, el responsable

Además, Armstrong no dudó en situar su dedo acusador sobre la figura de Travis Tygart, jefe de la USADA (Agencia Antidopaje de EE UU) que reveló a la luz todo el entramado de dopaje de Lance, para explicar lo ocurrido: "Travis Tygart. Él es el hombre detrás de esto. Sospecho que tenía cuatro motivaciones principales. Primero: es un megalómano y le encantan los focos. Segundo: querían establecer un precedente legal para futuros casos. Tercero: hay un coro creciente de personas que pueden argumentar legítimamente que las pruebas simplemente no funcionan y, sin embargo, gastan millones al año en ellas. Y cuarto, y en línea con lo que acabo de decir, necesitan constantemente nuevos y/o mayores fondos. Este fue el caso que podrían usar para decir, 'oye, mira lo efectivos que somos, y por cierto, ¿puedes aumentar nuestros fondos?' Tygart estaba dispuesto a hacerse famoso, si me preguntas. Y de alguna manera obligó a todos a aceptar sus hallazgos. Por supuesto, está claro que no hizo nada por el deporte".

A modo de conclusión, Armstrong lanzó una última reflexión: "La forma en que algunas cosas no ocurrieron y se borraron siete años... Eso es muy malo para el deporte. Si le quitas el título a una persona, debes dárselo a otra. Y si no lo haces, entonces no hiciste nada. Excepto que todos parezcamos idiotas. En Wikipedia, los [siete] años están en blanco. Tienes un período en blanco durante la Primera Guerra Mundial. Luego un período en blanco durante la Segunda, ¡Y luego durante mis siete Tours!". Armstrong, de héroe a villano, ahora perseguido...