CICLISMO | MUNDIALES

Bjerg vuela en una crono con mucha lluvia y varias caídas

El danés fue el más rápido sobre el deslizante trazado de Yorkshire, donde se fueron al suelo Valter y Price-Pejtersen. Garrison y McNulty fueron plata y bronce e Íñigo Elosegui fue 17º.

Mikkel Bjerg rueda durante la contrarreloj sub-23 en los Mundiales de Ciclismo en Ruta de Yorkshire.
Twitter @UCI_Cycling

El ciclista danés Mikkel Bjerg hizo historia este martes en los Mundiales de Ciclismo en Ruta de Yorkshire tras conseguir su tercer título mundial consecutivo de contrarreloj en categoría sub-23. Bjerg, el gran favorito, se impuso sobre el lluvioso y deslizante trazado de 30,3 kilómetros entre Ripon y Harrogate, en el que se produjeron duras caídas por los charcos como las de Attila Valter o Johan Price-Pejtersen. Estados Unidos completó el podio con la plata de Ian Garrison y el bronce de Brandon McNulty en una prueba en la que también destacó el español Íñigo Elosegui, que fue de los primeros en salir y que durante varios instantes ocupó puestos de podio aunque finalmente fue decimoséptimo.

En un recorrido en el que no cesó la lluvia y con la carretera totalmente mojada y en algunas zonas con grandes charcos, el danés Morten Hulgaard, el primer ciclista en tomar la salida, marcó las primeras referencias a seguir con un tiempo de 41.16. El holandés Nils Eekhoff puso en apuros el tiempo de Hulgaard hasta que el estadounidense Ian Garrison marcó el mejor registro en meta con 40:46, mejorando en medio minuto el tiempo de Hulgaard.

La lluvia no cesó en el segundo bloque de corredores que tomaron la salida y de hecho se llegaron a ver duras caídas como la del húngaro Attila Valter, que se fue al suelo en una bajada y se deslizo de culo durante varios metros o la del danés Johan Price-Pejtersen, uno de los favoritos a la medalla, que intentó atravesar un gran charco en el interior de una curva y que finalmente se fue al suelo diciendo adiós a las opciones de presea.

Con la salida de los favoritos empezaron a bajar los tiempos en el primer punto intermedio, primero con el noruego Iven Johan Knotten y con registros muy cercanos el belga Brent Van Moer y el estadouniodense Brandon McNulty antes de que Mikkel Bjerg mejorase el registro de Knotten en 24 segundos (18:15). La segunda parte de la crono se le atragntó a los corredores e Ian Garrison veía cómo los corredores amenzaban su tiempo pero ninguno de ellos lograba mejorar su registro en meta (su compañero McNulty se quedó a un segundo) antes de que llegase Bjerg, que realizó una segunda parte de la crono peor que el estadounidense pero que supo mantener su ventaja para conseguir un nuevo maillot arcoíris tras los conseguidos en 2017 y 2018 con un registro de 40:20.22.

Suerte dispar para los ciclistas españoles que participaron en la prueba. Íñigo Elosegui, que salió de los primeros, realizó una destacada crono y ocupó de forma provisional plaza de medalla aunque finalmente terminó en 17ª posición a 2:03 del tiempo de Bjerg. Peor le fue a Xabier Mikel Azparren, que no encontró las sensaciones durante buena parte del recorrido y que finalizó 46º a casi 4 minutos del danés.