Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

CICLISMO

Una ciclista achaca al ciclo menstrual su positivo por EPO

La francesa Marion Sicot niega que su caso esté relacionado con su exentrenador Franck Alaphilippe, primo de Julian Alaphilippe. "Espero demostrar mi inocencia", dijo.

Marion Sicot, durante una carrera.
Twitter Marion Sicot

Hace dos meses, Marion Sicot dio positivo por EPO durante los Campeonatos de Francia de ciclismo femenino. El caso se diluyó en el recuerdo como un ejemplo más de un deportista que intenta llegar al éxito mediante trampas. Sin embargo, en los últimos días ha adquirido relevancia ya que la francesa ha alegado que su positivo tuvo lugar a causa del ciclo menstrual: "Tuve mi período cuando me hice la prueba y el evaluador tomó nota. Cuando tenemos nuestro período, las mujeres producen más EPO", según apunta a Cycling Weekly.

La corredora del equipo belga Doltcini-Van Eyck Sport quiere demostrar su inocencia y, para ello, se ha sometido a una contraprueba: "Estoy esperando el análisis de la muestra B. No he hecho nada malo. Espero que la verdad emerja rápidamente. Es difícil para mí porque no hice nada y quiero demostrarlo. Incluso he tomado prestado dinero de mis padres porque quiero luchar para demostrarlo mi inocencia", asegura. Unas afirmaciones que el Michel Audran, director del laboratorio antidopaje francés, subrayó como "bastante fantasiosas": "La prueba antidopaje de EPO puede detectar la diferencia entre EPO endógeno y EPO exógeno", dijo.

En esta lucha, Sicot exculpa a su exentrenador Franck Alaphilippe, que también dirige a su primo Julian y que recientemente fue contratado por Deceuninck-QuickStep por petición expresa del ganador del maillot de puntos del Tour 2019: "Eso no tiene nada que ver con la prueba. Franck se unió a Deceuninck-Quick Step y, por lo tanto, ya no podía cuidarme", aseguró. Su entrenamiento "se hizo de forma remota" a través de un intercambio de correos.

Si el contraanálisis de Sicot vuelve a dar positivo, la ciclista se enfrenta a una sanción por dopaje de cuatro años, que podría poner en riesgo su trayectoria deportiva.