CICLISMO I GIRO DE ITALIA

Alfonsina Strada, “El diablo con falda”: la mujer que corrió el Giro

Es la primera y única mujer en correr el Giro de Italia. Se apuntó como un hombre para poder correr. Participó antes en dos Giros de Lombardia.

Alfonsina Strada, “El diablo con falda”: la mujer que corrió el Giro

Alfonsina Strada fue una ciclista italiana que desafió la segregación en el ciclismo profesional, siendo la primera mujer en competir en carreras tales como el Giro de Lombardia o el Giro de Italia. Alfonsina nació en Castelfranco Emilia en 1891. Aprendió a montar con una vieja bicicleta de su padre y antes de cumplir catorce años ya competía a escondidas de sus progenitores.

En su primer matrimonio con Luigui Strada, cambió su apellido Morini por Strada, con el que se la conocería desde entonces. Su regalo de bodas fue una bicicleta. Tras 16 años en Milán se mudó a Turín, donde el ciclismo estaba muy arraigado y ganó el título de mejor ciclista italiana.

En 1917, Alfonsina se inscribió por primera vez en el Giro de Lombardia junto con otros 43 corredores, todos ellos hombres. Ella fue la última en llegar a la meta junto con otros dos ciclistas a una hora y media del ganador. No contenta con el resultado, Alfonsina volvió a correr el Giro de Lombardia en 1918. En esta ocasión, de 49 ciclistas sólo 36 llegaron a completar la carrera. Alfonsina llegó entre los 20 primeros a 23 minutos del ganador.

Tras dos Giros de Lombarida y apodos como "la reina del pedal" o "el diablo con falda", Strada se inscribió en el Giro de Italia en 1924 con el dorsal 72. En pleno período de entreguerras la dificultad para completar las listas de participantes era patente por lo que se abrió la participación a ciclistas individuales.

El nuevo reto eran 3.613 kilómetros, con 12 etapas, intercaladas con 11 días de descanso. De 108 inscritos, sólo noventa iniciaron la carrera y aunque le costó mucho mantener el ritmo del resto, no se dio por vencida y fue ganando atención entre el publico y los medios de comunicación.

Durante la séptima etapa L'Aquila - Perugia, sufrió una caída en la que se rompió la bicicleta. Cuando logró llegar a meta el control estaba cerrado, por lo que Alfonsina Morini Strada fue excluida de la clasificación general, pero tal era la expectación que había levantado que se le permitió completar las etapas restantes a pesar de no puntuar. De los 90 ciclistas que llegaron a meta sólo treinta completaron la carrera. Strada fue uno de ellos.