Competición
  • Clasificación Eurocopa

CICLISMO | VUELTA AL ALGARVE

Groenewegen da una exhibición al esprint y Pogacar sigue líder

Groenewegen da una exhibición al esprint y Pogacar sigue líder

Team Jumbo-Visma

El corredor del Jumbo-Visma firmó una llegada sensacional. Nada pudo hacer Demare, segundo, ni Philipsen, que acabó tercero.

Tras la trepidante contrarreloj de ayer en la que el esloveno Tadej Pogacar afianzó su liderato en la general, en la cuarta etapa de la Vuelta al Algarve celebrada este sábado no hubo sobresaltos. Dylan Groenewegen se impuso en la llegada al esprint y logró su primer triunfo parcial en esta semana. No hubo cambios en la general y todo se decidirá en la quinta y última etapa de mañana.

De salida, cinco valientes buscaron protagonismo con una fuga formada en su mayoría por corredores locales: Luís Fernandes (Aviludo-Louletano), Nikolay Mihaylov (Efapel), Jesús Nanclares (Miranda-Mortágua), Fábio Costa (UD Oliveirense/InOutBuild) y el español Óscar Pelegri (Vito-Feirense-PNB). Llegaron a disfrutar de diferencias por encima de los 6 minutos antes de completar la primera hora de carrera.

Resultados de la Etapa 4.

Sin embargo, el pelotón no estaba dispuesto a conceder alegrías y redujo diferencias paulatinamente pese a que el ritmo de carrera no fue excesivamente alto: 37 km/h de velocidad media en las dos primeras horas. Entre tanta calma hubo un percance en forma de caída. Tras un enganchón en el pelotón, Amaro Antunes (CCC), acabó en el asfalto. Afortunadamente, quedó en un susto sin mayores consecuencias ya que el corredor pudo reincorporarse al pelotón.

Así las cosas, en una jornada plácida y con nadie en la fuga que pudiera inquietar el liderato de Pogacar, los equipos de los esprinters como QuickStep, Jumbo-Visma y Groupama FDJ se pusieron manos a la obra para cazar al quinteto de cabeza y buscar la victoria. A poco más de 30 kilómetros para la línea de meta, Mihaylov y el español Pelegri dejaron atrás a sus compañeros de fuga en busca de la machada. No pudo ser.

La fuga fue neutralizada a 20 kilómetros de meta en pleno ascenso al último puerto del día, de cuarta categoría. Pero lo mejor estaba por llegar, una exhibición de poderío de Groenewegen al alcance de pocos. El corredor del Jumbo-Visma sufrió una avería mecánica a menos de 10 kilómetros para meta, logró reengarcharse a la cabeza del pelotón y ganó al esprint completamente sobrado. Demare fue segundo y Philipsen tercero. Mañana, quinta y última etapa con llegada en alto: puerto de Malhao, 3 kilómetros con rampas superiores al 10% de desnivel. Hombres como Enric Mas y Poels todavía tienen algo que decir...