CICLISMO | VUELTA A ESPAÑA

Comisarios y organización repescaron a 93 ciclistas

El corte se estableció en 31:24 y la grupeta llegó a 53:54. Gianluca Brambilla no invirtió ni tres horas en ganar la etapa.

Comisarios y organización repescaron a 93 ciclistas
jesus rubio DIARIO AS

Vuelta España: Etapa 16 Alcañíz - Peñíscola directo

Los comisarios de la UCI, de acuerdo con la organización de la Vuelta, decidieron que los 91 ciclistas que llegaron a 53:54 de Brambilla, con el tope fijado en 31:24, continúen en competición. La lista también incluyó a David López (a 41:32) y Sam Bewley (a 46:54), que se desfondaron para sus líderes. Javier Guillén, director de la carrera, lo confirmó a AS: “Se trata de una medida absolutamente excepcional. Tuvimos en cuenta el desarrollo de la etapa y el esfuerzo realizado en el resto de las jornadas. Veníamos de un día durísimo en el Aubisque, pero, sobre todo, valoramos que sin repesca eliminábamos a 93 personas”.

¿Y no supone un borrón en la imagen de la Vuelta esta recalificación? “Más daño haría mermar al pelotón en 93 corredores, aparte de la problemática que sufrirían algunas estructuras. Se quedarían sin todos o casi todos sus efectivos y no dispondrían de presencia en nuestra ronda ni para sus patrocinadores”. Guillén y los árbitros contactaron con la Asociación Internacional de Equipos para explicarles la situación: “Les orientamos en lo que pretendíamos hacer y comprendieron a la perfección las razones que nos llevan a la repesca, que aceptaron”.

En esta edición, Nathan Haas, del Dimension Data, no gozó de la clemencia de jurado y Vuelta. Entró por encima del corte en Bilbao, tocado físicamente, y a pesar de su sacrificio y sus ganas por seguir, fue expulsado de manera inmisericorde. “Las reglas se aplican según conveniencia”, se quejaron en ese momento en la escuadra sudafricana.

En la Vuelta de 2009, Unipublic y los comisarios repescaron a 57 corredores en Sierra Nevada. Greipel ganó luego en Puertollano y Madrid, y David Millar se llevó la crono de Toledo. Con 93 indultados, no se superó al Tour de 2001: 161 en la séptima jornada, que se apuntó Erik Dekker con la mayor renta de una fuga en el ciclismo moderno (35:54). En Urdax también se rozó ese récord: 33:54.