VUELTA A ESPAÑA

Contador: “Las diferencias ahora mismo son enormes”

El madrileño, que volvió a ceder respecto a Nairo y Froome admitió que la Vuelta “está muy complicada”, aunque no pretende rendirse.Vuelta a España: etapa 19 en directo

Contador: “Las diferencias ahora mismo son enormes”
CHEMA DIAZ DIARIO AS

La Vuelta a España 2016: etapa 11 en directo

Alberto Contador no acostumbra a darse por vencido, pero en su discurso ya admite que las cosas en esta Vuelta no marchan bien. Quinto, a 2:54 de Nairo, en los Lagos volvió a ceder ante sus rivales directos: “Se me hizo muy larga la subida, es cierto. Aunque traté de agarrarme para no perder mucho tiempo, las diferencias se han convertido en enormes por unas causas o por otras. Ahora, lo importante es continuar con el trabajo de recuperación con los fisioterapeutas y las máquinas de radiofrecuencia. Apuraré al máximo el día de reposo”.

El madrileño admitió un error en su estrategia. Pese a que lanzó el primer ataque en La Huesera, acabó fundido en los metros finales. No deseaba separarse de Nairo Quintana y no aguantó al colombiano: “Me equivoqué al querer seguir la rueda de Nairo, que se mostró fortísimo y realizó unos terribles cambios de ritmo. Tenía dos opciones: ir tras él o con Froome, y elegí mal. Con la experiencia de 2012 y 2014, pensaba que Froome se atasca más, pero comprobamos qué ascensión cubrió de menos a más, que casi atrapa a Quintana”. Con sinceridad, envió un piropo al británico: “No sé si se fija en los vatios o en las sensaciones, pero si no traspasa el límite y anda a tope, le funciona de lujo. Me maravilla”.

Sin embargo, mientras Froome parece metido de lleno en la pelea por el título, Contador se encuentra, “ahora mismo”, un peldaño por debajo: “No me gusta decir la palabra imposible, pero sí que me hallo en una posición bastante complicada. Veremos qué hacemos de aquí en adelante. Este martes le sacaré todo el partido a la jornada de descanso, ya que el miércoles afrontaremos otra batalla en Peña Cabarga y nadie da tregua”. Eso sí, pretende no descartarse hasta que no haya más remedio: “Es pronto para valorar qué objetivos marcarnos si no voy a por la general. Existen pros y contras. Estoy aquí para intentar conquistar la ronda. Faltan la mitad de las etapas, la gente quizá sufra alguna crisis y yo pueda aprovechar mi oportunidad. Debo conservar el optimismo”. No le queda otra.