TOUR DE FRANCIA | 18ª ETAPA

Adam Yates: “¿¡Dónde se firma el subir al podio!?”

El británico marcha tercero de la general, a 4:16 de Froome, y lidera la clasificación del maillot blanco: “Me centro en el día a día, ojalá llegue al podio".

Adam Yates: “¿¡Dónde se firma el subir al podio!?”
jesus rubio DIARIO AS

Tour en directo etapa 19

Adam Yates, jersey blanco y revelación del Tour de 2016, marcha tercero de la general, a 4:16 de Chris Froome. Pese a la cercanía de París y a su excelente rendimiento, el británico no quiere ni oír hablar del podio: “Me centro en el día a día. Antes de entrar en los Campos Elíseos nos faltan la ascensión al Mont Blanc y la durísima etapa de Morzine. Compito sin presión, puede suceder de todo”. Eso sí, reconoce que le encantaría verse por partida doble en el cajón: “¿Como mejor joven y entre los tres primeros? ¡Dónde hay que firmar!”.

Nacido en Bury, cumplirá 24 años el 7 de agosto. Comparte maillot en el Orica con su hermano gemelo, Simon, sancionado esta campaña cuatro meses por un positivo con terbutalina, ya que no pidió la correspondiente justificación médica. A ambos les metió el gusanillo del ciclismo su padre, John, que les llevó a practicar al velódromo de Manchester cuando se recuperaba de un atropello. Mientras Simon destacó en la pista y le aceptó en su programa la Academia Olímpica Británica, Adam emigró a Francia a emprender su trayectoria en la carretera.

En 2013, los Yates explotaron en el Tour del Porvenir. Simon se apuntó dos victorias y concluyó décimo. A Adam sólo le batió el ganador, Rubén Fernández, ahora del Movistar. El oro mundial en puntuación esa misma temporada colocó a Simon el cartel del gemelo bueno. Sin embargo, las lesiones y su positivo han frenado su progresión. Aunque Sky se interesó, a los dos les fichó Orica para 2014 procedentes del Club Etupes francés: “No deseábamos tener a muchos líderes por delante, sino crecer en una estructura que nos ofreciera confianza”.

Paso a paso, Adam conquistó en su primer año de profesional la Vuelta a Turquía y un parcial… debido a la lesión de su hermano, que partía de líder y se rompió la clavícula. También venció en el GP Industria y en 2015 logró su mayor éxito: una Clásica de San Sebastián que ni siquiera sabía que había ganado. Una moto tiró a Van Avermaet y no celebró el triunfo: “Fue una locura de carrera”. Tanto se parecen los dos Yates que sus directores felicitaron a Simon, el que suele ir afeitado. Ese día, Adam se rasuró por la mañana: “Nos ocurre a menudo y nos reímos”. En el Tour no existe margen de error: sólo corre uno, viste de blanco y pelea por el podio.