TOUR DE FRANCIA | 11ª ETAPA

Nairo: "El Tour no se preocupa por el peligro que diseña"

Mientras en el Movistar criticaron con dureza el recorrido planteado por la organización, Froome se mostró feliz: “Disfruté otra vez de la bici”.

0
Nairo: "El Tour no se preocupa por el peligro que diseña"
JUAN MEDINA REUTERS

Tour de Francia 2016 en directo y en vivo

Si nos atenemos a las declaraciones de Chris Froome y la gente del Movistar al concluir la 11ª etapa, podríamos pensar que se dedican a deportes distintos. El líder no cabía en sí de felicidad, pese a la exigua diferencia de doce segundos que logró: “Disfruté de nuevo sobre la bicicleta, como en el descenso del Peyresourde. Otra vez conseguí unas diferencias que no aparecían en el guión. Me encanta atacar con el maillot amarillo”. Mientras, Nairo cargó contra la organización: “El Tour no piensa en el peligro que diseña en este tipo de jornadas. No se preocupa por unos deportistas que nos jugamos la vida. Dentro de lo malo, salvamos la situación”.

Eusebio Unzué, máximo responsable del Movistar, criticó con la misma dureza a ASO: "Estoy seguro de que Froome coincide conmigo, aunque sea él quien haya salido beneficiado. No creo que respalde el riesgo y la cantidad de veces que casi se cae el pelotón. Sabemos que forma parte del ciclismo, que es inevitable, pero hay días así en los que se buscan las complicaciones para que el grupo se corte. Sinceramente, no me gusta y no lo entiendo".

En las palabras de Nairo y Unzué no se apreció autocrítica por ceder tiempo, al contrario que la sinceridad que demuestra habitualmente Alejandro Valverde: “Resultó una etapa durísima, no sólo los últimos kilómetros. Pegó muchísimo el viento y era muy complicado colocarse. A Nairo le perdí un momento. Creí que iba conmigo, me avisaron por la radio y reculé para echarle una mano. Hicimos lo que pudimos. Para cómo se dio y lo difícil que se nos puso, no perdimos tanto y debemos sentirnos hasta satisfechos”.

Por su lado, Froome sólo expresó un motivo de inquietud: “Quizá gasté demasiado, no lo sé, pero en cualquier caso mereció la pena. Se trata de una ventaja apreciable respecto a un rival durísimo como Nairo. En el aspecto puramente de la clasificación y en el psicológico. Disponer de la mayor renta de cara a la tercera semana me conviene”. El británico quiso reconocer el “increíble movimiento de Sagan”: “Cuando saltó, supe que era el momento. Mis compañeros me arroparon todo el día y ahí, al final, aprovechamos”.