GIRO DE ITALIA | ETAPA FINAL

Mikel Nieve: "Los Dolomitas tienen paisajes de postal"

El navarro se convirtió en el 12º corredor español en conquistar la Montaña en el Giro. Tomó los galones del Sky tras la retirada de Landa.
Giro de Italia: Etapa 17 Riva del Garda - Iseo

Mikel Nieve: "Los Dolomitas tienen paisajes de postal"
JESUS RUBIO DIARIO AS

-Llegó a última hora para sustituir a Sergio Henao, y se va con un triunfo de etapa y la maglia azzurra de la Montaña.

-He conseguido más de lo que podía imaginar. Mi segunda victoria en el Giro y la clasificación de los escaladores, para un escalador como yo, significa haber rendido a un gran nivel. Me hacen muchísima ilusión. Comencé un poco corto de forma y me tomé la primera semana con calma para ponerme a tono de cara a las dos últimas, cuando el Sky me necesitara.

-¿Cuándo creyó que ganaría la general de la Montaña?

-Sumé bastantes puntos el día que vencí en Cividale del Friuli. Después, el maillot se puso a tiro con mi escapada en la primera jornada de los Alpes, al pasar con los de cabeza por el Agnello y terminar segundo en Risoul. Por la mañana, en la reunión de la segunda etapa alpina, me fijé el reto de alcanzar la prenda.

-¿Cómo se planteó la estrategia?

-Primero, que Cunego y Denifl, los dos adversarios por la prenda, no puntuaran y luego, sacar yo los máximos puntos posibles. Hice segundo en Vars y primero en La Bonette, así que sentencié. Sin embargo, me emocioné y gasté más de la cuenta en la subida a La Bonette, con el aire siempre de cara. Deseaba aspirar también a otro triunfo, pero me fundí las fuerzas.

-Con su experiencia de contrastado escalador, ¿cuáles son las ascensiones más bonitas que conoce?

-Seguramente, los Dolomitas, me encantan. Allí logré mi victoria de 2011, un día durísimo en una localización preciosa, aunque no nos da apenas tiempo de disfrutar de esos paisajes de postal.

-Enmendó para el Sky este Giro, que se torció con el abandono de Mikel Landa.

-Tampoco lo llamaría así. Sirvo a los intereses del equipo, y en este caso iba a trabajar para Mikel. Desafortunadamente, se retiró enfermo y aproveché mis oportunidades.

-¿Sensaciones del podio de Turín?

-Indescriptibles. Tocó saborearlo y disfrutarlo. Me enorgullezco de mi Giro.

(El navarro de 32 años, educado, tímido y nada propenso a estridencias, sí llevó el casco y la bici a juego con el azul de su maillot para la última jornada).