TOUR DE FRANCIA | BARFIELD

"Tendremos el mayor programa contra el dopaje tecnológico"

La UCI prepara junto a ASO, la empresa organizadora de la ronda gala, y la gendarmería un ambicioso dispositivo de controles por sorpresa para intentar detectar el fraude mecánico.

"Tendremos el mayor programa contra el dopaje tecnológico"
jesus rubio DIARIO AS

Mark Barfield, el responsable técnico de la Unión Ciclista Internacional (UCI), ha anunciado un ambicioso plan para intentar detectar el fraude tecnológico en el próximo Tour. “En la carrera llevaremos a cabo el mayor programa de detección jamás visto. Realizaremos controles antes, después y por sorpresa”, aseguró Barfield en una entrevista con Cyclingtips. “Se van a ver unos paralelismos con el sistema de la lucha contra el dopaje. La trampa mecánica es una realidad, y desde la UCI nos tomamos totalmente en serio erradicar esta nueva lacra de nuestro deporte”.

El organismo invirtió casi un millón de euros en desarrollar la técnica de resistencia magnética. Aunque la UCI se muestra orgullosa de su proyecto, ya se han efectuado más de 1.000 test en el Giro y no se ha localizado ningún motor oculto. “Atrapamos a un infractor (Femke van den Driessche) la primera vez que pusimos en práctica las tablets con los magnetómetros, durante los Mundiales de ciclocross de Bélgica. Creemos en su fiabilidad. Es una mejor opción que las imágenes térmicas”. Sin embargo, no pueden usarse en competición por miedo a generar más tráfico junto al pelotón… y la imposibilidad de acercar los iPads a las bicis.

Barfield también confirmó que trabajarán codo con codo con ASO, empresa organizadora del Tour, y la gendarmería francesa: “Nos hemos reunido con ellos y volveremos a hacerlo en una fecha futura de mayo o junio”. A pesar de que la policía quería participar en los análisis, la UCI le dejará asistir como testigo: “No nos han manifestado su deseo de practicar controles por su cuenta. Les permitiremos vigilar y comprobar cómo testamos las bicicletas, como en 2015 y en algunos casos del Giro”. La UCI sigue con su investigación para afinar el método de detección.