GIRO DE ITALIA | 8ª ETAPA

Etapón de Valverde y victoria y maglia rosa para Brambilla

El murciano, muy activo en el sterrato, rompió la carrera y descolgó a Dumoulin. Entró sexto con Landa, que sufrió. Ahora es cuarto en la general a 36" de la maglia rosa.

Etapón de Valverde y victoria y maglia rosa para Brambilla
EFE

Giro de Italia en directo

Alejandro Valverde se adueñó de la etapa del polvo. El polvo que se levanta en el sterrato, el polvo que no se despega de los rostros de esfuerzo, el polvo que hizo morder a Tom Dumoulin. La ambición del murciano tumbó a la maglia rosa. Si la jornada del resultó decisiva, eléctrica y espectacular, fue gracias a Valverde. Su ataque en la sección más exigente de la tierra de Alpe di Poti desarmó al líder, que entregó 1:10 en la meta de Arezzo. También consiguió que Mikel Landa se tambaleara, pero el vasco se recompuso y conectó con el grupo de favoritos. Excepto Tom Dumoulin, no faltaba nadie ahí. Valverde, Landa, Nibali, Zakarin, Kruijswijk, Chaves, Urán, Majka y Pozzovivo colaboraron para distanciar al neerlandés. Nibali y Valverde se felicitaron en la llegada: “Qué bien ha salido, gracias”. “No, gracias a ti”.

Gianluca Brambilla se emocionó en el podio.

El Movistar lo planeó perfectamente. Envió a Jasha Sutterlin y José Joaquín Rojas en la fuga. En la base del puerto arrancó Valverde. Sus compañeros pararon de manera escalonada. Primero, Sutterlin tiró en el último tramo de la subida. Después, Rojas se desfondó en el llano. Y Andrey Amador no se separó nunca de su líder, ahora cuarto de la general, a 33 segundos de Gianluca Brambilla. El italiano inauguró su casillero de triunfos en las tres grandes y se enfundó el jersey rosa tras culminar su valiente aventura. Sin mirar atrás, igual que Valverde, dejó clavados a sus socios de la escapada y se marchó en solitario en Alpe di Poti: “Se trata de un sueño, no quiero despertar. He ganado y soy el líder del Giro. ¡Increíble!”.

Con la nueva composición de la clasificación, Brambilla, Zakarin, Kruijswijk, Valverde, Nibali, Chaves, Urán, Majka, Pozzovivo, Landa y Dumoulin quedaron separados por 1:05. Aún resta mucho Giro. Para empezar, la contrarreloj de 40,5 kilómetros de este domingo. Un terreno que Dumoulin desea aprovechar para contraatacar: “Si dispongo de las piernas de Roccaraso, quizá recupere la maglia. Si me siento como en el sterrato, puedo olvidarme de vencer en la crono y de aspirar a la general”. Valverde mantiene su apuesta: “El trazado me gusta, me encuentro fenomenal y motivado. Veremos qué ocurre”. De momento, le ha dado un vuelco a la Corsa Rosa.