GIRO DE ITALIA

Amador: “Quiero el podio, pero trabajaré para Valverde”

El costarricense, cuarto en la general del Giro de Italia en 2015, sólo tiene una victoria como profesional: la etapa de Cervinia en 2012. “Esta carrera se me da muy bien”.

Amador: “Quiero el podio, pero trabajaré para Valverde”
JESÚS RUBIO

Andrey Amador concluyó tercero en la crono de Apeldoorn y noveno en el sprint de Nimega. “Vengo muy motivado, con buenas piernas, y quería dejarme ver en estos primeros días para aprovechar el golpe de pedal. Importa que me encuentro en un buen momento”. El tico, de 29 años, explotó en 2015 con un cuarto puesto en la general del Giro: “Quizá la montaña que hay aquí, larga y tendida, se me adapta mejor que la del Tour y la Vuelta”. En 2012 logró su único triunfo como profesional en la subida a Cervinia: “Se trató de un día inolvidable, alcanzar una victoria en una grande suponía un sueño cuando empecé a competir de niño en Costa Rica”.

En su país, el fútbol es el deporte rey: “Destaca por seguimiento y afición por encima del resto de disciplinas”. Desde que firmó por el Real Madrid, sus paisanos consideran a Keylor Navas un icono: “Ojalá le salga bien el final de la temporada”. Amador ha ayudado al ciclismo a colocarse “en el segundo lugar”. En 2011 se convirtió en el primer corredor procedente de Costa Rica en debutar y acabar el Tour. Lo hizo con esguince de tobillo de grado dos desde la primera etapa: “Continué por orgullo y por mis compatriotas. No quería retirarme en mi primer Tour. Si con el ejemplo que transmito consigo más apoyos y que la hinchada crezca poco a poco, bienvenido”.

De madre rusa (se apellida de segundo Bikkazakova), chapurrea el idioma: “Hablo algo, porque de pequeño mi mamá recibía a amigas en casa y bastantes palabras se me quedaban”. Desde 2009 pertenece a la estructura del Movistar: “Me siento como en otro hogar, con los técnicos y los compañeros de toda la vida”. En este Giro, trabajará para Valverde: “Contamos con uno de los líderes más fuertes y regulares del pelotón. Es un orgullo sacrificarse por alguien como Alejandro. Durante tres semanas respaldaré sus opciones y ejerceré como la segunda carta del equipo Movistar”. Pese a su disposición, no oculta su meta personal: “El podio, faltó poquito en 2015”.