TOUR DE FRANCIA | 10ª ETAPA

Chris Froome arrasa en el primer gran puerto de los Pirineos

Sólo Nairo Quintana, a 1:10, resistió el golpe de autoridad del líder. Contador y Van Garderen cedieron un tiempo importante: 2:40 y 3:01. Nibali se hundió mucho antes: 4:35
Tour de Francia: equipos y ciclistas confirmados

Chris Froome arrasa en el primer gran puerto de los Pirineos
REUTERS

Chris Froome dio un golpe de autoridad apabullante en el estreno de los Pirineos, en el primer puerto de gran montaña del Tour 2015: La Pierre Saint Martin (15 km al 7,4%). Con un ataque rotundo a seis kilómetros de la cima, el maillot amarillo metió 1:10 (bonificaciones incluidas) a Nairo Quintana, el único rival que mantuvo el tipo. Entre ambos se coló un lugarteniente del británico: Richie Porte. El resto llegó mucho más lejos: Tejay Van Garderen y Alberto Contador perdieron 2:40 y 3:01, respectivamente. Vincenzo Nibali se había hundido mucho antes y se dejó: 4:35. Una escabechina.

Froome utilizó una estrategia ya conocida, la misma que exprimieron el ahora ‘maldito’ Lance Armstrong o Miguel Indurain (aunque este era generoso con rivales menos molestos): abrir diferencias en la primera llegada de alta montaña. El estreno de un gran puerto siempre hace mucho daño y elimina candidatos. Pero esta vez la limpia fue tremenda. Inesperada hasta para el británico de origen africano. “Cuando me iban diciendo quiénes se iban quedando, no me lo podía creer”, dijo tras la meta. Sonriente. Pletórico. Ahora mismo es líder con 2:52 sobre Van Garderen y 3:09 sobre Nairo, que completan el hipotético podio. El primer español: Alejandro Valverde, cuarto a 4:01. Y más allá: Contador, sexto a 4:04, y Nibali, 10º a 6:57.

El inicio de la Piedra de San Martín no hacía augurar semejante resultado. De hecho, la cabeza la tomó inicialmente el Movistar. Las primeras víctimas comenzaron a gotear muy temprano: Dani Navarro, Talansky, Bardet, Mollema… El nivel de damnificados fue subiendo de nivel: Pinot, Urán, Péraud… A 10 kilómetros ya surgió el primer bombazo: se quedó el vigente campeón. Nibali ya había dado muestras de flaqueza en el Mûr de Bretagne, su hundimiento era más previsible. Tras el 'Tiburón' cedió también Purito Rodríguez. Aun así, nada hacía aún presagiar el movimiento sísmico que iba a hacer temblar el Tour poco después.

El Sky tomó el relevo del Movistar. Un martillo pilón. A 8 kilómetros, Valverde lanzó un ataque, pero no abrió brecha. Y a falta de 7 km, el grupo de favoritos saltó definitivamente en pedazos. Se descolgó Contador. Luego Van Garderen. Sólo Nairo aguantaba a rueda de Froome, que aún mantenía a un compañero: Richie Porte. El africano miró su potenciómetro, decidió poner su ritmo machacón y se marchó en solitario. Quizá espoleado por las sospechas que se habían publicado horas antes sobre el presunto uso de dopaje y de un motor en la bici en el Tour que ganó en 2013. El colombiano resistía a cierta distancia, pero el maillot amarillo volaba. Y aún restaban cerca de seis kilómetros. El golpe de autoridad se preveía abrumador. Y así fue. Como remate, Porte le birló a Nairo los 6 segundos de bonificación como segundo clasificado. El Sky, que también tiene quinto a Geraint Thomas (a 4:03), es poderoso.

El Día Nacional de Francia tampoco sonrió a los franceses. Warren Barguil, que llegaba a los Pirineos con firmes opciones para asaltar la clasificación general (14º a 2:43), sufrió múltiples heridas en una caída en el avituallamiento. Amagó incluso con no levantarse, pero finalmente lo hizo y, en 15 kilómetros, neutralizó los 3 minutos de pérdida que le produjo el accidente, aunque sus magulladuras eran evidentes. Barguil estaba destinado a sufrir en la montaña, aunque tampoco cedió tanto, visto lo visto: 3:29 con Froome. Tampoco el resto de franceses estuvieron a la altura: Pinot, Péraud y Bardet, top-ten en 2014, se descolgaron en las primeras rampas de la Piedra de San Martín. Los mejores en la conmemoración de la toma de la Bastilla fueron Pierre Rolland y Tony Gallopin, octavo y noveno, a 2:14 y 2:32.

La jornada había empezado con dos bajas: Ivan Basso, diagnosticado de un tumor el día de descanso, y Lars Boom, con fiebre. Contador y Nibali perdían dos apoyos en vísperas de la gran montaña. Y continuó con la escapada del día, protagonizada por Pierrick Fédrigo, veterano francés de 36 años, a quien luego se le unió Kenneth van Bilsen. Llegaron a rozar los 15 minutos de ventaja, pero a pie de puerto ya sólo tenían 2.30. El empuje del Movistar, principalmente, y del FDJ de Pinot redujo la diferencia. Era el turno para los gallos… El día de Froome.


Résumé - Étape 10 (Tarbes > La Pierre-Saint-Martin) - Tour de France 2015 by Tour de France