Temas del día

Valverde se las lleva de tres en tres: otra Lieja en su colección

LIEJA-BASTOÑA-LIEJA

Valverde se las lleva de tres en tres: otra Lieja en su colección

Después de conquistar su tercera Flecha Valona el pasado miércoles, el murciano logró el premio mayor: la Lieja-Bastoña-Lieja. Purito Rodríguez acabó tercero.

Alejandro Valverde se las lleva de tres en tres. Si el pasado miércoles conquistaba su tercera Flecha Valona, este domingo ha cazado la pieza mayor del Tríptico de las Ardenas: la Lieja-Bastoña-Lieja, también por tercera vez (2006 y 2008). En un agónico final, el murciano ganó el sprint de un grupo reducido de diez corredores por delante de Julian Alaphilippe, el prometedor francés de 22 años que ya fue segundo en la Flecha, y de Purito Rodríguez, que suma su tercer podio en La Decana. Siempre el número tres.

Clasificaciones

1º Alejandro Valverde (Movistar), 6:14.20
2º Julian Alaphilippe (Etixx-Quick Step), m.t.
3º Joaquim Rodríguez (Katusha), m.t.
4º Rui Costa (Lampre-Merida), m.t.
5º Roman Kreuziger (Tinkoff-Saxo), m.t.
6º Romain Bardet (Ag2r La Mondiale), m.t.
7º Sergio Luis Henao (Sky), m.t.
8º Domenico Pozzovivo (Ag2r), m.t.
9º Jakob Fuglsang (Astana), m.t.
10º Dani Moreno (Katusha), m.t.

En la cuesta que conducía al grupo a la meta, casi bajo la pancarta del último kilómetro, el Katusha había enviado por delante a Dani Moreno. Valverde le controló a distancia, pero no pudo contenerse y saltó. “Veía que se me escapaba y arranqué, aunque me guardé una bala”, explicó luego el líder del Movistar. A su rueda estaba pegado Purito, dispuesto a rematarle. Durante algunos segundos asomaba la posibilidad de un podio íntegramente español, pero los perseguidores se echaron encima. Valverde tuvo aún fuerzas para ganar el sprint. Efectivamente, se había guardado una bala… La bala de Balaverde.

El equipo omnipresente durante la carrera había sido, sin embargo, el Astana. Una vez liberado de la amenaza que pendía sobre su licencia World Tour, se destapó con una estrategia ofensiva en favor de su líder, Vincenzo Nibali, que ya había acariciado la victoria otros años en La Decana. Tendrá que seguir esperando. A 75 km, primero fue Grivko. Y después, Kangert, Chaves y Scarponi. Si el Tiburón del Estrecho quería tener una oportunidad, había que endurecer la carrera desde lejos. Y a eso se dedicó el equipo kazajo.

El plan se interrumpió con una caída masiva a 40 kilómetros de la meta en una traicionera curva, donde el propio Nibali tuvo que echar pie a tierra, aunque perjudicó más a otros hombres importantes como Dan Martin, Nicolas Roche, Nairo Quintana o el campeón del pasado año, Simon Gerrans, que volvió a rodar por los suelos poco después.

A 23 kilómetros, el pelotón principal ya estaba reagrupado, sin astanas ni otros moscardones por delante. Así se llegó a la penúltima cota, La Roche aux Faucons (a 19 km), donde arrancaron Kreuziger (Tinkoff), Caruso (Katusha) y Fulgsang (otra vez el Astana). Por detrás intentaron enlazar Moreno (Katusha), Alaphilippe (Etixx), Visconti (Movistar), Rui Costa (Lampre) y Bardet (Ag2r). No lo lograron, pero los grandes nombres ya estaban en la pelea.

El trío de cabeza comenzó la ascensión a Saint Nicolas (a 5 km) con sólo 12 segundos de ventaja, entre otras cosas por el empuje de Stybar (Etixx) en el grupo perseguidor. Eran carne de cañón. Los gallos ya no esperaron más y dispararon sus primeras ráfagas. Primero, Valverde. Después, Nibali. Más adelante, otra vez Bardet. Entre sus víctimas estaba Kwiatkowski, el dominador de la Amstel por delante del murciano. ¡Vaya Ardenas se ha marcado el murciano! La selección estaba hecha. El Katusha intentó romper el guión, pero el guión estaba escrito. Valverde se las lleva de tres en tres. Y esta es su tercera Lieja, un día después de cumplir 35 años. El mejor regalo.

0 Comentarios

Normas Mostrar