NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Ismaila Diagne, el muro de 16 años que crece en el Real Madrid

El Clásico contra el Barça en este inicio de la ACB 2023/24 dejó la titularidad improvisada de Ismaila Diagne, que destacó ante el eterno rival con 16 años.

Actualizado a
Ismaila Diagne, el muro de 16 años que crece en el Real Madrid

“Si hubiera salido mal, la gente hubiera dicho que estoy loco por haberle sacado. Pero es que no había reparado en que tenía dieciséis años”. Con la naturalidad del que le asombra la capacidad de un jugador tan joven para destacar refirió Chus Mateo la presencia de Ismaila Diagne en el Clásico frente al Barça. El técnico no podía contar con Tavares para la primera cita importante de la Liga Endesa 2023/24 y quiso dar un golpetazo en la mesa presumiendo de cantera: en su segundo encuentro oficial con la primera plantilla este chico nacido el 20 de diciembre de 2006 fue titular.

Ante el Vesely que tanto valió en la pasada final de la ACB. Ante el Willy del que tanto se esperaba en este choque inicial contra el equipo que le formó, precisamente, en sus categorías inferiores.

“Los jugadores jóvenes no juegan por ser jóvenes: juegan por ser buenos. Y estos son buenos. Hay que darles las oportunidades. Si no las aprovechan, les comerán la tostada”. Chus pudo hacer gala del trabajo que se hace en La Fábrica con las siguientes generaciones dando cancha a uno de los tres grandes proyectos interiores que tiene entre manos: Eli Ndiaye, ya con los mayores de la mano de Mateo; Mahamadou Landoure, sorprendente estrella de la última Minicopa; y este senegalés que rozó el doble-doble, 9 puntos y 8 rebotes, con 16 de valoración en los 13 minutos que obtuvo durante su primera gran actuación en la esfera madridista.

RELACIONADO | Así fue el Clásico que destapó a Diagne

Ismaila es uno de los habituales en los entrenamientos de la plantilla principal del Real Madrid, como también destacaba su entrenador, y está en esa rueda que será necesaria activar durante la temporada para rotar entre tanto partido de tanta competición. Además de Hugo González el técnico mencionó a Mitar Bosnjakovic y Egor Demin. Junto a este último, el ruso, debutó Diagne en la ACB el pasado mes de mayo. En un encuentro ante el Unicaja de Málaga ambos disputaron el último minuto de esa cita y el pívot se convirtió en el segundo jugador más precoz en jugar con la camiseta de este club en un encuentro oficial con el equipo absoluto (tardó 5.982 días, sólo le supera Luka Doncic en esa categoría).

El camino de Ismaila Diagne

Desde aquel debut de primavera hasta la nueva medición que se ha hecho a principios de este curso ha crecido tres centímetros, de 211 a 214. La primera vez que la afición merengue supo de él, en la MiniCopa Endesa de 2020, ya era el más alto del torneo. Su corpulencia no está reñida con el toque bajo canasta, imprescindible para hacer números en corta edad y para poder progresar en otros apartados del juego. Intimida en defensa a la par que busca sus espacios en ataque, destacando al rebote, para ser un arma de valía.

Nació en Nguékhokh (Senegal) y se enroló en la cantera del Madrid en la 2019/20. Una vez dentro, aún en categoría infantil, puso a punto su juego en otra localidad de su país, Thiès, de la mano de Matar Mbodji, un entrenador de fundamentos que ha estado con los Celtics en la última liga de verano y ha trabajado con otros jugadores forjados en España: dos Diop, Ilimane y Khalifa, Pape Sow, Ibou Badji...

En aquel torneo de 2020 la sensación era un argentino, Francisco Zustovich, por alguna exhibición firmada con anterioridad, llegando a los 78 puntos en sólo 20 minutos cuando estaba en el Peñarol. La gente se acabó fijando en Diagne. Imponente. Pulida zurda. Decisivo. Desde que está en el club se ha ido ganando el hueco con su contundencia cerca de los aros y eso ha dado con que sea uno de los chicos a los que más futuro se ve en los campos de Valdebebas si la progresión continúa en la misma línea.

Ismaila Diagne, el muro de 16 años que crece en el Real Madrid

Y está categorizado como jugador de formación, por lo que en la Liga Endesa no ocupa plaza de extracomunitario.

El año de su confirmación, el anterior, fue un torbellino en la EBA junto al resto de sus compañeros. 9 puntos, 7′5 rebotes (sobresale en los de ataque), 1 tapón y un global de 13,5 en valoración para él en esa competición en la que sólo ganó (26-0) dentro del grupo B-A. También a nivel español conquistó el campeonato de la Comunidad y destacó en la final contra Movistar Estudiantes, valorando 41 puntos, y se quedó a poco de ganar el Nacional, algo que impidió el Joventut de Badalona. El gran éxito fue el ANGT, la competición de la Euroliga en categoría júnior, en la que Ismaila dio el do de pecho durante la fase final de Kaunas: 12,5 puntos y 12,1 rebotes para coronar al Real Madrid.

A partir de ahora se mirará con lupa lo que haga en la cantera, con Javi Juárez como mentor en una temporada más.