ACB | BILBAO-CANARIAS

Mumbrú-Vidorreta: dos iconos de Bilbao frente a frente

Un técnico que está abriendo camino y aún no sabe si seguirá en Miribilla ante otro con larga experiencia que siempre mantiene que algún día regresará al club de sus amores.

0
Mumbrú-Vidorreta: dos iconos de Bilbao frente a frente
GAIZKA BILBAO DIARIO AS

Partido entre semana en Miribilla. Un Bilbao Basket-Tenerife de la trigésima segunda jornada, movido de fecha por la participación del cuadro insular en la F4 de la Champions, precisamente en el recinto vizcaíno. Una cita marcada en rojo por Vidorreta, ya que se disputará a unos metros de la casa que se compró hace años. Una vivienda que ocupa poco, ya que el baloncesto le ha llevado muy lejos de ahí. Hasta a Canarias. Y en ese pabellón está trabajando estos días, tras jugar el domingo en el Palau, de cara al compromiso ante un rival dirigido por Mumbrú, otro de los iconos en la capital vizcaína, con su camiseta retirada junto a la de Salgado. Ellos tres son santo y seña en la ciudad del Guggenheim. Al entrenador y al base los echaron y Álex decidirá cuándo se va. Este ya se enfrentó a otro exentrenador el sábado, Sito Alonso, y le venció. Este año se ha cruzado con otros técnicos que le dirigieron cuando era un 'hombre de negro': Duran, Katsikaris y Mrsic.

Pero el pulso ante Vidorreta es el más especial. Son dos iconos del club, el que lo puso en la élite y el que lo catapultó entre los grandes y vivió el cielo y el infierno de una casi desaparición. Mumbrú ya ganó a Vidorreta las dos veces tras el ascenso de 2019 (en la primera jornada y la 'burbuja' de La Fonteta) y ahora tratará de repetirlo ante un Tenerife que va cogiendo el rumbo y aún tiene que definir su plaza final en la fase regular. Puede acabar segundo y hasta caer a la séptima posición. En la actualidad es quinto y la prioridad es tener ventaja de campo en el primer playoff, es decir, subir al menos un peldaño. Y el Bilbao Basket, ya con la salvación matemática en el bolsillo, agota las posibilidades para entrar entre los ocho elegidos.

En ese sentido, Mumbrú confiesa su satisfacción y felicidad por tener el billete para un año más en la élite. Ahora se abre la incógnita de si será con él esa nueva travesía. El homenaje ante el Madrid parecía llevar el mensaje implícito de que no será así. "La permanencia era nuestro primer objetivo, sabiendo quiénes somos y de dónde venimos, y es importante lograrlo a falta de varias jornadas, no como la pasada temporada, en la última", comenta.

Mumbrú reconoce que, a dos victorias de la octava plaza y con solo cuatro partidos por delante, "el playoff está complicado" porque necesitarían "ganar muchos partidos y que el resto perdieran todos". "Aunque suene a tópico, vamos día a día y el siguiente es Tenerife", comentó en relación a la visita del cuadro insular. "Es un equipo que juega muy bien a baloncesto con dos cerebros en pista como Marcelinho y Fitipaldo, un buen juego interior con Shermadini y buenos tiradores. Está muy compensado y son muy competitivos en defensa y en ataque. Veremos si somos capaces de pararles, será complicado", avisó.

El Surne Bilbao, con toda la plantilla disponible, querrá tomarse revancha deportiva de la derrota en la tercera jornada en cancha tinerfeña. Un 89-79 en el que compitió hasta el final por el triunfo apoyado en una buena labor coral liderada por en lo estadístico por Goudelock (22 puntos). Enfrente los más destacados fueron Shermadini (19 y 26 de valoración) y Salin (22 y 21). En el histórico entre ambos equipos, ventaja canaria por 12-5 en 17 enfrentamientos

Vidorreta no pisa una cancha cualquiera. En sus comparecencias siempre deja claro que algún día regresará al Bilbao Basket. Falta por ver con qué cargo. Llega unos días después de los pitos que se escucharon con Sito Alonso. Seguro que se tornan en aplausos mañana con el preparador de Indautxu. Ha sido designado por la Asociación Española de Entrenadores de Baloncesto (AEEB) como el mejor entrenador del mes de abril, después de que su equipo, el Lenovo Tenerife, consiguiera 4 victorias y 1 derrota. Tras Vidorreta, y con un balance de 3 victorias y 2 derrotas, han quedado clasificados Moncho Fernández (Monbus Obradoiro), Dragan Sakota (Casademont Zaragoza), Álex Mumbrú (Surne Bilbao), Neven Spahija (Bitci Baskonia), Porfirio Fisac (Gran Canaria), Joan Peñarroya (Valencia), Sarunas Jasikevicius (Barça) y Carles Durán (Joventut Badalona). Esta es la segunda vez que Txus Vidorreta es designado como mejor entrenador del mes, tras haberlo sido en el mes de febrero.

Por su parte, Hakanson se mostró también "muy contento" de haber sellado la permanencia en la ACB, aunque confesó que "en las últimas semanas", con el objetivo logrado virtualmente, han "mirado un poco más arriba". "Sabemos que el playoff está muy difícil. Intentaremos ganar los máximos partidos posibles, el primero mañana a Tenerife. Es un gran equipo. Juegan de memoria en ataque y será difícil, pero en Miribilla hemos demostrado que somos fuertes", explicó el escolta sueco del Surne. A nivel personal confesó que se encuentra "muy bien" en la pista en una temporada que consideró está siendo "buena". "Con los compañeros que me ayudan y el entrenador que confía en mí es más fácil. Estoy muy contento aquí", concluyó Hakanson.