NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NBA | HEAT 115 - HAWKS 105 (2-0)

Butler (45) demuestra lo versátil que es su equipo esta temporada

Cambio de tendencia y resultado, al final, similar al del primer partido. Miami Heat le dio más protagonismo a Jimmy Butler y él respondió con creces.

Actualizado a

Es hora de ver hasta dónde llegan los Heat. El dominio que están ejerciendo sobre los Hawks, aquejados de problemas físicos y arrastrando una temporada tremendamente irregular en la mochila de las inseguridades, es grande. La mejora del equipo de Nate McMillan cambió poco el resultado entre ambos. No fue la paliza del primer día, eso fue todo. Las opciones de victoria pasan por Atlanta, el lugar al que se dirigen las plantillas para el tercer y cuarto encuentro que podrían, de caer también de lado de Miami, cerrar esta fase con un barrido, como les gusta decir en Estados Unidos. 115-105 fue el marcador de otra victoria local del primero del Este, que no trastoca planes sino que los multiplica para que los demás les teman.

Trae Young (25) no podía hacer otra cosa que no fuera mejorar. Venía de su peor partido del año. Se arriesgó mucho más, a eso se obligó él mismo, pero no valió para ganar. 7 asistencias pero 10 pérdidas, 2/10 en triples pero 10/20 en el total. Un esfuerzo claro por sacar la cabeza y ayudar a un equipo que no es casi nada sin él. Clint Capela sigue sin jugar y la maldición recayó anoche en Danilo Gallinari, que no metió ni un lanzamiento en juego. Salió el Bogdan Bogdanovic peleón, autor de 29 puntos en 28 minutos como suplente, pero tampoco. Los Hawks no ganaron ninguno de los tres cuartos y eso, a la hora de poner presión a un equipo que venía de darles un repaso notorio en el primer choque, hizo que las muñecas de los rivales no temblaran apenas nada.

Jimmy Butler (45) es el que más daño hizo por parte de los Heat. Contó también con sus mejores galas en el momento en el que el partido se puso apretado, en los últimos minutos. Un par de triples, primero de Young y luego de Bogdanovic, colocaron a los Hawks a sólo tres puntos a falta de esos mismos minutos. Butler, con siete tantos en un minuto, acabó con la esperanza de Atlanta. Era la guinda a una noche dulce para él. Adebayo y Lowry estuvieron cortados de cara al aro y Duncan Robinson desapareció después de su recital del primer día. También estaban bien secundarios como Strus, con 14, o Vincent, con 11, que van creciendo en la rotación a base de bien. Pueden jugar a lo coral, más en la línea del primer día y con alto grado de asfixia en el rival por la defensa planteada, o a un juego más encorsetado y dependiente de un jugador.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?