LIGA ENDESA | UNICAJA 82-VALENCIA 87

El Valencia asalta el Carpena y deja sin Copa al Unicaja

La tardía reacción de los malagueños no bastó para remontar el 50-73 del minuto 31. Los de Fotis Katsikaris se despiden de la Copa del Rey.

0

El Valencia se llevó un partido que dominaba por 50-73 a falta de nueve minutos y que casi estropea por dormirse en los laureles. La reacción de los malagueños llegó muy tarde y de la mano de Bouteille, que anotó 15 puntos tras estar tres cuartos sin encestar, aunque las cosas como son, los valencianos no llegaron a sufrir. Con esta nueva derrota el Unicaja se despide de la Copa del Rey en tanto que el Valencia está más cerca de la misma.

La claves del partido se explican en un segundo cuarto desastroso de los locales con un terrible 2-17 que dio la vuelta para siempre a la tortilla. La calidad de Prepelic,la sabiduria de Van Roosom,, la gran mañana del islandés Hermannsson, las ganas de Pradilla, Rivero y Tobey, la superioridad bajo aros visitante y el pésimo día de los de Fotis en los lanzamientos triples decantaron un desenlace donde Unicaja nadó tarde para no llegar jamás a la orilla.

Unicaja arrancaba el partido con la importante ausencia de Jaime Fernández (el club anunció el día anterior el positivo en coronavirus de un jugador sin facilitar el nombre) y, desde luego, le echó de menos. Tras unos primeros 15’ más o menos decentes donde los malagueños dominaban en el marcador por 28-23 les pasó lo de casi siempre, es decir, se despistaron. Bastaron dos triples del genial Prepelic, otro del eterno Van Rossom, y superioridad clamorosa en el remota en combinación con mala selección de tiro en los locales para que el Valencia diera la vuelta al marcador con un espectacular 2-17 en apenas 4’ que voltearon el marcador hasta un tremendo 30-40. Dos técnicas, una para Eric (su cuarta personal) y otra al banquillo, desconcierto de los verdes, mala selección con los triples (2/13) y los valencianos jugando serios y a placer. Se llegó al descanso con un elocuente 32-44 en un cuarto dominado por los de Peñarroya por 12-27.

En el tercer cuarto más de lo mismo. Parcial de 0-5 que disparaba la diferencia hasta 32-49. Fotis tiene que pedir tiempo para arengar a un equipo alicaído y sin inspiración. Y como suele suceder Norris Cole se puso a jugar solo, a lo Drazen Petrovic combinando grandes aciertos con excesos de vista. La verdad es que nadie es capaz de seguir su ritmo. Con rigor defensivo y haciendo estragos en la zona los taronja volaban (39-60 min. 25’). En rebotes elocuente 12-25 y tremendo repaso de Fotis en otro tiempo muerto a la desesperada. “Es una vergüenza lo que estamos haciendo”. Más claro…

El Unicaja era un desastre más allá de los 6’75 (3/23). Este es un arma donde los verdes suelen marcar diferencias. El Valencia gobernaba con autoridad y tras llegar a mandar por 22 puntos de distancia (42-64 min, 27) finalizó el cuarto con 48-66. Unicaja necesitaba resetear en tiempo récord.

Tras aumentar la paliza hasta 50-73, Bouteille, sin canastas hasta entonces, metió seis puntos seguidos (56-73).Fue el inicio de una reacción de casta y dignidad. Tardía, pero con coraje al fin y al cabo Coraje y polémica porque, con 66-75 los árbitros observan falta de Brizuela y no el codazo que el donostiarra recibe de Val Rossom. El Carpena estalla de indignación. Unicaja llega a ponerse 72-77. Con 13 puntos de Bouteille en este tramo y a falta de solo 14 segundos el marcador de aprieta hasta 80-85. Demasiado tarde para compensar lo que debió hacer mucho antes. El Valencia estuvo a punto de estropear su obra por relajarse pero, en realidad, jamás tuvo el partido en peligro. El Unicaja se queda sin Copa y el Valencia está con un pie en el torneo del KO.

RESUMEN

Unicaja (20,12,16 y 34): Norris Cole (16), Francis Alonso (7), Bouteille (15), Barreiro (4) Micheal Eric (4) –quintero inicial - Brizuela (11), Alberto Díaz (5), Abriomaitis (6), Nzosa (8), Carlos Suárez (7) y Rubén Guerrero (0).

Valencia Basket (17, 27, 22 y 21): Van Rossom (9). Prepelic (15), Pradilla (6), Puerto (5), Tobey (8) –quinteto inicial –López-Arostegui (8), Labeyrie (8), Dubljevic (2), Hermannsson (16), Jasiel Rivero (10) y Millán Jiménez (0).

Árbitros: Benjamín Jiménez, Vicente Bultó y Alberto Baena.

Incidencias: Martín Carpena. 3.000 espectadores.