VENTANAS FIBA

Shermadini y Shengelia: dos ogros en el Olivo Arena de Jaén

Georgia es el rival más peligroso para la Selección en esta primera fase de las Ventanas. Burjanadze y McFadden, también amenazas para los de Scariolo.

Jaén
0
Shermadini y Shengelia: dos ogros en el Olivo Arena de Jaén
FIBA

Jaén espera con pasión a la Selección campeona del mundo. Las 5.000 entradas que salieron a la venta se agotaron en dos días. El papel de la gente en el flamante Olivo Arena en el partido de esta noche (20:30 horas, Teledeporte) ante Georgia será más importante de lo que muchos piensan porque un trocito de la clasificación para el Mundial 2023 ya se juega esta tarde. España va a estar entre las tres selecciones del grupo G que pasarán a la segunda fase pero, teniendo en cuenta que los resultados de la primera ronda se arrastran, y que por el camino vienen Italia y Rusia, es básico que llene su granero de victorias. Este partido, y los dos de Ucrania la próxima Ventana, cobran vital importancia.

En dos pinceladas, Scariolo consigue poner en alerta sobre Georgia, selección número 37 del mundo, pero con trampa: tiene uno de los mejores juegos interiores de esta fase de clasificación a nivel europeo y “unos 90 puntos potenciales en sus manos.” El peligro tiene nombres propios: Giorgi Shermadini (2-4-1989. Mtskheta), MVP de la ACB la temporada pasada, es una máquina de hacer puntos en la pintura, donde se mueve como un ángel. Es experto. Y luego está Tornike Shengelia (5-10-1991, Tiflis), que juega las Ventanas por contrato para evitar un conflicto político entre Rusia y Georgia desde que fichó como jugador del CSKA. A esa pareja, Georgia añade a Beka Burjanadze (Betis) y Thaddus McFadden (UCAM Murcia), que el otro día le hizo 27 puntos a Ucrania.

Así pues, y bajo la radiografía de Scariolo, la llave del partido estará en la defensa sobre los dos ogros y McFadden. España espera bajar la puntuación de los georgianos y, para eso, nadie sabe poner más trampas que el maestro de Brescia, que el otro día se encontró con un gran debut de Yankuba Sima, que será fundamental esta tarde, como Fran Guerra, para contener las avalanchas del grupo dirigido por Ilias Zouros. Pero también habrá que atacar. Y para eso se necesitará al mejor Xabi López-Arostegui, que pese a salir de una lesión y haber estado más de un mes parado demuestra un crecimiento sostenido que le permite hacer cada vez más cosas en la cancha; y los zipi y zape del Unicaja. Jaime Fernández y Darío Brizuela deben ser capaces de producir puntos. Los dos, al ritmo de Quino Colom y Alberto Díaz. España, que introduce la novedad en el roster de Oriol Paulí en lugar de Joan Sastre, no se puede guardar nada esta noche si quiere ganar a Georgia y poner rumbo al Mundial. Los jugadores deben dar su mejor versión y, en cierto modo, el partido necesita una magia similar a aquella que tuvo el encuentro ante la Eslovenia de Prepelic en Burgos en las primeras Ventanas rumbo al Mundial 2019. Jaén no le va a fallar.