SELECCIÓN ESPAÑOLA (F)

Lucila Pascua, ex de la Selección: "No somos unos cubos de basura"

Otra ex de la Selección Española habla tras los testimonios de Xargay y Cruz y la destitución de Mondelo: "¿El arma más poderosa? Nuestra puta voz".

0
Lucila Pascua

Lucila Pascua ha sido la última en hablar sobre la situación tan complicada que rodea a la selección femenina de baloncesto de España desde que terminaron los Juegos Olímpicos, con la desvinculación de Lucas Mondelo y los testimonios posteriores de Marta Xargay y Anna Cruz que acusaban de malas conductas al exseleccionador. 

La veterana pívot catalana, una habitual de la Selección a lo largo de su trayectoria, ha querido expresar su sentir en las redes sociales, de donde se extrae esta carta:

"He tardado algunos días en asimilar las cosas que han ido contando mis compañeras. No quería dejar pasar la oportunidad de expresar lo que siento. No es opinión, es basado en mi experiencia personal y me ha salido de dentro. Me considero una persona que por como he sido durante gran parte de mi vida, he tolerado que alguna personas traspasasen límites conmigo, todo consistía en tragar y no quejarse, centrarte en otras cosas, tapar (que para eso somos unas privilegiadas). Pero hasta cierto punto. No quiero generalizar porque en el baloncesto he encontrado a gente maravillosa, aunque en muchas ocasiones las que te humillan dejan una huella más profunda y más difícil de reparar. De forma anecdótica, desde compañeras que te insultan, a presidentes que te gritan a la cara por pedir tu sueldo después de meses sin cobrar, a entrenadores que te dejan de hablar cuando estás lesionada, clubes que han querido que les gestione el fichaje de otra jugadora (obvio no lo hice) y aún sigo esperando la llamada de si cuentan conmigo o no. Esto unido a todas esas personas que miran impasibles o que giran la cara pensando 'mejor ella que yo'. Mi lista es larga y mi memoria impecable. Y, por desgracia, cuanto mayor te haces y menos vas interesando, las cosas van a peor"

"¿Que si te quejas te vetan de los sitios? Puede ser. ¿Que hay ocasiones que estás tan apurada que no te queda otra opción que callarte? También. Las veces que me han dicho que si me quejaba por no cobrar iba a ganar fama de problemática y no me querría fichar nadie más en mi vida. ¿Pero qué iba a hacer? Tengo la mala manía de comer cada día. Y yo sé que la vida es así y que, por desgracia, vamos a encontrarnos ese tipo de personas que necesitan sentirse superiores a base de empequeñecer a los demás, pero entonces y pese a quién le pese el arma más poderosa que tenemos es nuestra puta voz. Una forma de ayudar a las nuevas generaciones es hablar, para que éstas no normalicen ni toleren ciertos comportamientos (en ninguna de las facetas de la vida)"

"He leído que los deportistas de élite tenemos que aguantar y que ahora hay una generación de cristal. No, no somos cubos de basura donde personas sin principios, sin escrúpulos y sin educación vuelquen sus frustraciones y sus complejos. Sí, y por suerte, tenemos nuestra voz para expresarnos. Y faltaría más, en el momento en que nos dé la gana o estemos preparados para ello. Porque en algunas ocasiones lo escondes tan adentro y quieres taparlo tanto para que continúe mereciendo la pena el baloncesto (en mi caso) que casi casi consigues que desaparezca o piensas que no has sido tú la que ha pasado por esa pesadilla. Reitero que el número de personas así que me he encontrado en mi camino ha sido mínimo en más de 20 años como jugadora profesional y 15 años en la selección, pero por desgracia para mi esas personas han conseguido marcarme (igual aún hoy les sigo dejando ganar a ellos). Por como soy me río de mí misma y relativizo después de mucho tiempo algunas situaciones, aunque en su momento, tela lo mal que lo pasé y lo mal que lo estoy pasando por algunas cosas más recientes vividas. Y, cada vez más, odio la palabra resiliencia si se usa para sustituir el termino 'adaptarse a situaciones adversas' por 'tragar con las cosas aunque revientes'. Por último, que nadie nos diga cuándo y cómo hablar: es nuestro derecho" 

Lusy Pascua, con un currículum extenso en el que se incluyen etapas importantes en Zaragoza y Salamanca, es la poseedora del récord de rebotes en la Liga Femenina Endesa, donde jugó hasta el año pasado. Con España comenzó su carrera de éxitos en 2003, con un bronce europeo, y la terminó con una plata olímpica en 2016.