BARCELONA

En Argentina lo confirman: Laprovittola se va al Barça

El base argentino, uno de los 12 jugadores que estará en los Juegos con su selección, tiene un acuerdo cerrado con el equipo azulgrana por una temporada más otra opcional.

Nicolás Laprovittola jugará en el Barça la próxima temporada. Fuentes conocedoras de la operación habían informado a AS de que su fichaje estaba totalmente acordado y que su incorporación tenía el sí de Jasikevicius. Este sábado, desde Argentina, el medio especializado Básquet Plus informa de que su contratación por el club azulgrana está cerrada por una temporada y otra opcional. Un interés, adelantado por Eurohoops, que ha fraguado rápido.

El de Morón será el segundo argentino en vestir ambas camisetas después de Pepe Sánchez, que dio el salto del Barça al Madrid en 2008. Y, según apunta Básquet Plus, el base ya ha mantenido una conversación con Jasikevicius, su próximo entrenador. Su fichaje aún no se ha hecho oficial porque el Barcelona primero tenía que dar salida a los jugadores que no iban a continuar, como el caso de Víctor Claver y Adam Hanga, una desvinculación, esta última, anunciada este viernes.

Laprovittola habló de sus vivencias y de su carrera en la nueva red social Twitch, en un ciclo de charlas organizado por la Confederación Argentina de Básquet (CAB). El jugador contó algunos secretos sobre su trayectoria: Empecé a jugar al básquet en el 97, cuando salió Space Jam. Ahí le dije a mi vieja, quiero probar con el básquet. Vimos un pasacalle de la escuelita de Morón, y ahí arranqué. Nos planteamos ir a ver ahora la nueva película, ir al estreno, pero desistimos. La iré a ver cuando vuelva a la Argentina, con un buen balde de pochoclos (palomitas de maíz)”.

Habló también de lo que supuso para él la experiencia NBA en los Spurs de San Antonio: “El mundo NBA es diferente a cualquier otro lugar, estuve en Europa y en otros lugares, y no hay nada igual. Te encontrás con los mejores jugadores del mundo. Todas las noches hay un jugador que te va a sorprender, que se va a salir. El día a día, todo lo que es la estructura, hace que el jugador salga mejorado más allá de jugar o no. Siempre es un buen paso ir a la NBA, sea por poco tiempo o una carrera larguísima. Pertenecer a ese mundo te pone en otro lugar, en un lugar de privilegio. Yo me fui al descenso en Estudiantes y a los dos meses estaba jugando en San Antonio, eso me cambió la vida.