EUROBASKET | ESPAÑA 93 - ESLOVAQUIA 61

Laura Gil: "Espero que Montenegro esté preocupada"

España espera a su rival de octavos con optimismo y confía en contar con una Fonteta como la de este domingo. "Disfrutan ellos y disfrutamos nosotras", dice Silvia Domínguez.

Laura Gil, pívot de la Selección, ante Eslovaquia durante el Eurobasket.
FEB

Cristina Ouviña fue la máxima anotadora frente a Eslovaquia (17), pero cree que van "en escala ascendente". "Siempre es difícil empezar los campeonatos. Siempre que empiezas con derrota parecen que te entran un poco más las dudas, pero ante Suecia demostramos otra España diferente y yo creo que hoy lo hemos vuelto a hacer. Vamos en escala ascendente, que se dice, y mañana a sacar el partido como sea y a seguir creciendo como equipo".

El equipo acabó con 93 puntos, con seis jugadoras por encima de los diez puntos. "Da mucha confianza a todo el mundo, cuando no dependes de una sóla jugadora para meter puntos y que todas pueden aportar es bueno, porque te das cuenta de que todas sumamos. Hemos estado muy acertadas de cara al aro y esperemos que siga así".

El lunes, España se jugará los cuartos ante Montenegro. "Quien venga por delante... Es vivir o morir. Quien venga a por él".

Silvia Domínguez

Silvia Domínguez fue otra de las que estuvo muy entonada en ataque. "Que los tiros hayan empezado a entrar hace que tengamos más confianza en las acciones que hacemos. Nuestra defensa nos ha permitido crecer, aunque hay cosas aún por mejorar. Creo que estos dos partidos han sido muy positivos. Las sensanciones son buenas".

3.000 seguidores 'llenaron' las gradas de La Fonteta. "Ha sido el partido en el que más gente ha habido y se ha notado. El ambiente ha sido increíble. Nosotras lo notamos. Ojalá a partir de ahora notenemos ese calor del público porque disfrutan ellos y disfrutamos nosotras".

Laura Gil

Por último, Laura Gil . "Como en cada campeonato vamos creciendo partido a partido. El primero fue una buena leche, por decirlo de alguna forma. Hemos ido despertando, encontrando nuestro juego, nuestra intensidad. Llegamos en un buen momento a ese partido contra Montenegro, que es nuestra primera final".

España no consiguió romper el partido hasta después del descanso. "Ellas han tenido mucho acierto de tres, eso nos ha hecho tener un poco de dudas en las ayudas, en los cambios. Pero al final hemos sido capaces de ajustarlo y encontrar nuestro juego en ataque, corriendo, que es nuestra seña de identidad".

Por último, Gil deja un mensaje: "Espero que Montenegro esté preocupada, porque España sigue creciendo. Hay jugadoras muy determinantes pero, por suerte, nosotras tenemos a 12. Tenemos que jugar con mucha intensidad para que después del descanso ya no aguanten más".