MERCADO ACB

Pierria Henry se aleja del Madrid

Según Eurohoops, el Baskonia no renuncia al derecho de tanteo sobre el jugador, que acaba contrato este mes. La salida de Vildoza a la NBA, clave.

El Real Madrid de la próxima temporada avanza entre acelerones y frenazos. Entre jugadores, como Vincent Poirier que, por las circunstancias, adelantan su llegada y otros que, aún sin confirmarse, plantean más dosis de dificultad. Entre los segundos, se encuentran Usman Garuba y Carlos Alocén. El primero, con una elección de honor asegurada en el draft, parece complicado que se pueda quedar en la capital; el segundo, con más interrogantes sobre sus posibilidades norteamericanas, añade dudas a la planificación aunque todo apunta a que seguirá en el club. Además, en una posición de base que, desde la salida de Facundo Campazzo, para el que no se buscó un sustituto inmediato, pide ser reforzada.

Con ese fin, parece, con casi total seguridad, que va a llegar Nigel Williams-Goss, base de 26 años y 1,88 metros procedente del Lokomotiv Kuban y con paso reciente por la NBA, donde, la temporada pasada, disputó 10 partidos con Utah Jazz. Una temporada antes, en la 2018-19, también jugó en la Euroliga, promediando 9,2 puntos y 4,2 asistencias con el Olympiacos. Un nombre más que se suma a la lista de exteriores. En la misma línea, está atado Thomas Heurtel, en Francia como puente después de su controvertida salida del Barcelona y antes de su llegada al Madrid. Hasta hace poco, parecía que se podía unir otro nombre de mucha entidad a los creadores de juego: Pierria Henry. El base del Baskonia, que promedia 10,5 puntos y 5,2 asistencias en la ACB, llegó a un acuerdo con el conjunto blanco a principios de abril para sellar su incorporación de cara a la próxima temporada; pero, ahora, parece alejarse. El movimiento de Williams-Goss, sin ir más lejos, podría ser una consecuencia directa de ello.

Es la segunda vez que lo hace, aunque el motivo de fondo podría ser el mismo: la NBA. A finales del mismo mes, la competición estadounidense, en forma de Minnesota Timberwolves, amenazó con llevarse al base de inmediato, sin esperar a final de campaña. No lo hizo con él, pero sí con su compañero de equipo Luca Vildoza, que recaló en New York Knicks con un contrato por cuatro años no garantizados a razón de 13,6 millones (unas condiciones, por otro lado, muy similares a las que firmó Gabriel Deck). Lo hizo tras pago de una cláusula de otros dos millones al club que, ahora, podrían haber reforzado la posición negociadora del equipo vasco.

Pierria Henry finaliza su contrato con el Baskonia este mismo mes, pero la entidad tiene reservado un derecho de tanteo que, en un principio, parecía que no iba a hacer efectivo para impedir la llegada del base al Real. Ahora, según indica Eurohoops, sí. El derecho, que se activa solamente para clubes españoles, obliga a los equipos a alcanzar un acuerdo entre ellos, pues en el Baskonia reside la posibilidad de igualar cualquier oferta. De momento, no hay entendimiento entre las partes. El conjunto dirigido por Dusko Ivanovic se siente lo suficientemente fuerte como para alcanzar cantidades que antes daba por inabarcables y para arriesgarse a perder al jugador a coste cero. En medio de todo ello, la NBA sigue asomando y nombres que ya se habían borrado de la lista, como el de Vasilije Micic, vuelven a ser una posibilidad. Seguirán los movimientos en las oficinas blancas.