MOVISTAR ESTUDIANTES

J.J. Barea da la razón de su espantada del Estudiantes

El jugador de Puerto Rico, mediático fichaje de esta temporada en Movistar Estudiantes, se ha explicado tras irse a falta de un partido para el final.

Este martes se ha confirmado de forma oficial lo que ya se sabía: José Juan Barea no terminará la temporada con Movistar Estudiantes. El armador de Puerto Rico se marcha a su país a descansar, como él ha explicado, con el equipo que defendía hasta esta fecha a falta de salvarse en la Liga Endesa. Barea no disputará la cita de la penúltima jornada entre Estudiantes y Burgos, que puede ser clave para el futuro del club si RetaBet Bilbao Basket hace sus deberes por el otro lado, pese a que había firmado hasta el final de esta temporada. 

El club del Ramiro de Maeztu, en una gélida despedida de una línea, ha anunciado el cese de la relación entre jugador y equipo: "J.J. Barea ha informado a la entidad estudiantil que, por motivos personales, decide abandonar la disciplina del club"

La situación tiene varios agravantes. Uno de los principales es que el Estudiantes no sólo se encuentra en una situación delicada en la clasificación, sino que los últimos compromisos los ha tenido que afrontar sin varios jugadores importantes. Aleksandar Cvetkovic se ha integrado en la rotación pese a no contar para Cuspinera en un principio debido a las bajas. John Roberson, eje de los ataques y uno de los máximos triplistas de la Liga Endesa, se encuentra lesionado y es base, misma posición que cubría el veterano Barea. 

RELACIONADO | Origen en León, éxtasis en Dallas y aterrizaje en la ACB

El jugador de Mayagüez ya dio una pequeña idea de las razones que le habían llevado a este drástico cambio: "Sí, me voy para casa a ver a mis hijos. Pero todo bien. Llegamos a un acuerdo. Lo que quedaba era un partido y había que esperar hasta el 21. Lo retrasaron hasta esa fecha. Les dije que me tenía que ir para casa a ver los niños. Pero todo bien, mañana salgo para Dallas. La última vez que vi a mi esposa y mis hijos fue en Puerto Rico en las Ventanas FIBA. Ha sido fuerte, no tener a los hijos y a mi esposa por acá ha sido bien fuerte y ya estoy desesperaíto. No aguanto más".

En su cuenta de Instagram aduce el cambio del calendario liguero como principal factor: "Debido a compromisos familiares no podré participar en el último partido de la temporada que originalmente estaba programado para el 13 de mayo. Mi compromiso era hasta el 14 de mayo, fecha en la que se terminaba la temporada. No fue hasta la semana pasada que el último partido fue cambiado para el 21 de mayo. Quiero agradecerle a la gran fanaticada estudiantil por la gran acogida y atenciones que tuvieron conmigo. Mi experiencia con el Club Estudiantes fue muy buena y nunca los olvidaré. Lamento que no pudimos obtener los resultados que esperábamos pero estoy seguro que los integrantes del equipo dimos el máximo en cada partido".