DENVER NUGGETS

'Robo' de los Nuggets a Boston: Aaron Gordon llega a Colorado

Los Magic terminan de desmantelarse y traspasan a Aaron Gordon a Denver, donde también llega JaVale McGee. Los Celtics se quedan sin el alero

Aaron Gordon hace un mate durante un partido de la NBA con Orlando Magic.
Adam Hunger USA TODAY Sports

Aaron Gordon ha acabado, como se preveía, fuera de los Magic. Pero no ha ido a Boston, como muchos esperaban, sino a Colorado. Los Nuggets han dejado a Danny Ainge con dos palmos de narices y se han hecho con los servicios de una de las piezas más valiosas que había de cara a un deadline tan emocionante como prometía. Los rumores indicaban que los Celtics estaban dispuestos a ofrecer a Marcus Smart a cambio del alero, pero finalmente ha sido la oferta de Denver la que ha surtido efecto. Gordon pone rumbo a los Nuggets a cambio de Gary Harris, RJ Hampton y una primera ronda del draft. Con esto, se hace oficial el desmantelamiento de los Magic, totalmente autoinflingido, que se deshacen de las piezas principales del proyecto, renuncian a una temporada que tenían imposible y miran al futuro pensando en el draft y coleccionando algunos jóvenes talentos.

El traspaso también certifica otra cosa: que los Nuggets son uno de los ganadores del mercado. Se han hecho con JaVale McGee (estaba en los Cavaliers) tras soltar a Isaiah Hartenstein y dos segundas rondas, ganando así a un pívot que fue campeón el año pasado con los Lakers y que estuvo en Denver de 2012 a 2014, durante dos temporadas y media. Con él, consiguen a un pívot que de minutos de descanso a Nikola Jokic y de calidad al equipo a un coste mínimo, algo que complementan con el fichaje de un Gordon que es un buen defensor, funciona en ambos lados de la pista y es un buen lanzador de triples. Con Jamal Murray, el ya mencionado Jokic, talentos como Michael Porter Jr. y una plantilla al alza con un entrenador consolidado, Mike Malone, los Nuggets (26-18, quintos del Oeste) encaran con optimismo la recta final de la temporada.

¿Sale Campazzo beneficiado?

Es una buena pregunta. El base argentino ya promedia 17,7 minutos por partido, pero ha subido a los 25,9 en los últimos 16, aumentando también sus estadísticas individuales y teniendo cada vez más protagonismo en el esquema de juego de Mike Malone. Gary Harris era escolta y Hampton base, por lo que constituían una competencia directa de Campazzo dentro de un esquema dirigido por un entrenador al que le gusta mucho jugar con dos bases. Por lo tanto, se puede considerar que el mantenimiento de Campazzo es una apuesta definitiva por él y porque siga desarrollando sus cualidades en Colorado, ahora con menos competencia de antes. No sabemos si el ex del Real Madrid ha estado metido en conversaciones, pero permanecer en la franquicia es una clara inyección de confianza que le permitirá gozar de más tranquilidad y encarar la parte más importante del curso potenciando el buen juego que ya ha mostrado en las últimas jornadas.