ORLANDO MAGIC

Primera bomba: los Bulls se hacen con Nikola Vucevic

El pívot sale de Orlando y llega a los Bulls en el primer gran movimiento del mercado. Wendell Carter y Otto Porter llegan a los Magic. Fournier, a los Celtics.

Nikola Vucevic, durante un partido de la NBA con Orlando Magic.
Julio Aguilar AFP

En el deadline siempre han pasado cosas y la primera gran bomba no ha tardado en llegar. El pívot montenegrino Nikola Vucevic ha sido traspasado a los Bulls junto a Al Farouq Aminu, a cambio de Wendell Carter Jr., Otto Porter y dos primeras rondas. Gran movimiento para el equipo que dirige Billy Donovan, que se hacen con un hombre interior necesario para su rotación y uno de los centers que en mejor forma están de la competición. Vucevic ha sido All Star este año por segunda vez en su carrera (la otra fue en 2019) y está promediando 24,5 puntos, 11,8 rebotes y 3,8 asistencias por partido, en la que está siendo su mejor temporada estadística de siempre. El europeo es un gran reboteador, un anotador consistente que sabe postear y lanza con un 40,6% en triples y, con 30 años, se encuentra en su madurez deportiva.

Los Bulls buscaban un pívot y, al mismo tiempo, un jugador veterano que apoyara a una plantilla joven (Chicago tenía, hasta este movimiento, 25,1 años de media, el séptimo equipo más precoz de la NBA), con talento y prometedor que ha mejorado claramente este curso a las órdenes de Billy Donovan, pero que les falta un paso para convertirse en verdaderos aspirantes a los playoffs. Los Bulls están 19-24, en la décima posición de una Conferencia Este sumida en la locura y en puestos de play-in. Están a 1 partido de los Pacers (novenos) a 1,5 de los Celtics (octavos) y a 2,5 de unos Hawks en racha que ahora mismo ocupan la séptima posición. La llegada de Vucevic fortalece el equipo y viene acompañada de la de Aminu, un sólido defensor que puede aportar en la segunda unidad.

Fournier, a los Celtics: Orlando mira al futuro

En lo que se refiere a los Magic, buscan la reconstrucción más absoluta. Se hacen con Wendell Carter, que está a punto de cumplir 22 años, y de Otto Porter, una pieza valiosa que puede acabar en buyout y por el que se podrían pelear muchos aspirantes. Así mismo, se deshacen de los 26, 24 y 22 millones que Vucevic cobrará en las dos próximas temporadas y de los 9 y 10 que le corresponden a Aminu. También se han deshecho de Evan Fournier, un buen anotador que ha ido a recalar a los Celtics (un equipo necesitado de movimientos) a cambio de dos segundas rondas, y siguen buscando salida para Aaron Gordon, que también sonó para Boston. Los Magic van 15-29, no tienen ninguna aspiración tras dos años de entrar en playoffs sin un gran récord (sobre todo el último) y miran al futuro con un nuevo proyecto y muchas aspiraciones (si siguen así) de cara al próximo draft.