NBA | RESUMEN DE LA JORNADA

Lowry, ¿última exhibición? a la espera de Heat, Sixers... y Lakers

+42 en pista para el base en el que todo apunta a que fue su último partido con la camiseta de los Raptors. Los Suns se estrellan en Orlando y los Nets juegan en cuadro contra los Jazz.

0

Si fue el final del camino para Kyle Lowry en Toronto Raptors, y todo apunta a que así será, fue un gran final. El base, que cumple hoy 35 años, tiene todas las papeletas para salir traspasado (se habla de Heat, Sixers… y Lakers en una operación que sería compleja), igual que Norm Powell. Con ellos se seguiría finiquitando el equipo campeón de 2019. Pero los Raptors, más allá de romanticismos, no pueden perder a dos piezas así a cambio de nada a final de temporada (así perdieron a Kawhi, Green, Marc, Ibaka…). No en un curso en el que no están en las cuentas para ganar el Este, y en el que de hecho están fuera por ahora incluso de la zona de play in.

Pero el final de Powell y sobre todo de Lowry, el jugador más importante en la historia de la franquicia, no podía ser sin jugar y con una racha como la que sumaba la franquicia, en su peor momento de los últimos años: nueve derrotas seguidas que se quedaron ahí en una noche vibrante en la que los de Nick Nurse recuperaron sus mejores virtudes para asfaltar (135-111) a unos Nuggtes con poca energía, que también andan pendientes del cierre: Aaron Gordon, Lonzo Ballveremos.

Con defensas creativas y ataques eléctricos, el sello de la casa Nurse, los Raptors se dieron un gustazo: 24 triples con un 50% de acierto (24/48) y 99 puntos de los titulares aunque apenas jugaron en el último cuarto. Siakam (27+8+6) y Anunoby (23+6) jugaron con la energía en máximos, el segundo ocupándose además de la defensa a Jokic, un recurso sorprendente pero que ya le ha funcionado más veces a Nurse. Powell demostró la eficiencia anotadora por la que es tan preciado en este cierre de mercado (22 puntos, 8/12 en tiros) y Lowry hizo un monumento a sus nueve años en los Raptors: 8 puntos, 5 rebotes, 9 asistencias… y +42 en pista, la cifra más alta de cualquier jugador NBA en esta temporada y la segunda más alta en la historia de unos Raptors en la que la trascendencia de Lowry es obvia: desde su llegada, el equipo tiene un +40 raspado… y el base un +2.561. Viendo el post partido, cuesta creer que no sea el final de una historia preciosa…

Los Nuggets jugaron mal y quedan en 26-18, quintos del Oeste, a dos partidos de unos Lakers que van a ganar poquísimo sin LeBron ni Davis (están a tiro), con medio sobre los Blazers y dos sobre los Mavericks, que aprietan. Para el séptimo habrá play in. No fue el día de nadie, aunque Porter Jr anotó 19 puntos, Murray 20 con 7 asistencias y Jokic (peor de lo que acostumbra) terminó en 20+10+5. Para él, poco. Campazzo jugó más de 18 minutos y anotó 2 triples (2/5) con 2 asistencias para unos Nuggets que fueron poco más que un invitado en una noche con pinta de especial para los Raptors. Veremos si hoy se cierra, definitivamente, un capítulo glorioso para la franquicia canadiense que juega en Tampa.

ORLANDO MAGIC 112-PHOENIX SUNS 111

Otra sorprendente derrota de un gallo del Oeste en el Este llegó en Orlando, donde jugaron Aaron Gordon y Evan Fournier, dos que pueden cambiar hoy de camiseta también. Las cosas del cierre de mercado. El ala-pívot sumó 13 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias y Fournier se fue a 21 puntos y anotó además el canastón por encima de DeAndre Ayton que valió la victoria a falta de 6 segundos. Devin Booker, que había dado la última ventaja a los Suns con dos tiros libres, falló en el último ataque.

Para los Suns es la primera derrota después de siete victorias seguidas fuera, su mejor racha en casi tres lustros. Y es un 29-14 que los deja ahora a tres partidos de los Jazz, el líder del Oeste. Booker acabó con 25 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias y Chris Paul con 23 (8 en el último cuarto)+6+7. Ayton sumó 21 puntos y 9 rebotes y Crowder 17+3… pero los Suns se enredaron después de un gran inicio (+13) y jugaron mal el último parcial contra unos Magic (15-29 ahora) sin Ross pero con una versión brillante de Okeke (17 puntos sin fallo) y el partidazo de Fournier y, cómo no, Nikola Vucevic (27+14+4).

UTAH JAZZ 118-BROOKLYN NETS 108

El calendario tiene estas cosas, y más en esta temporada de pandemia, compresión de fechas, gestión de descansos… a priori, un Jazz-Nets es uno de los mejores partidos que puede ofrecer la regular season 2020-21… pero solo si los dos equipos comparecen. Los Nets llegaron a Salt Lake City sin nada y salieron barridos, +21 para los Jazz ya en el primer cuarto de un partido intrascendente. Los de Snyder quedan en 32-11, con dos partidos de ventaja sobre los Suns tras la derrota de estos, y los Nets en 30-15, ahora por detrás de lo Bucks (en empate técnico en realidad) en un Este en el que mandan los Sixers.

Donovan Mitchell se dio un gustazo: en 27 minutos sumó 27 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias con un 5/8 en triples. Bogdanovic anotó 18 puntos, Conley otros 18 y Niang 15 desde el banquillo. Su 5/8 en triples contrastó con el 1/21 entre Clarkson (3 puntos, 1/15 en tiros) e Ingles (3, 1/6 en triples).

Pero es que los Jazz no tuvieron rival: a las bajas conocidas de Kevin Durant y Kyrie Irving se sumaron las de James Harden (problema en el cuello) y Blake Griffin (descanso para sus rodillas). Tampoco estaba Shamet (esguince de tobillo) y Joe Harris jugó 5 minutos. Así que de lo que quedaba de los Nets tiraron Luwawu-Cabarrot (14 puntos) y Alize Johnson, que firmó un contrato de 10 días el lunes y debutó con 23 puntos y 15 rebotes. El alero de 24 años viene de brillar en la burbuja de la G League y jugó en la NBA un total de 31 partidos repartidos en dos temporadas con Indiana Pacers.