NBA

Ricky, Lonzo... Todo en juego a menos de 48 horas del 'deadline'

El cierre del mercado de la NBA se acerca. Como siempre, los equipos afilan sus armas y hacen movimientos de última hora. Esto es lo que puede pasar.

Montrezl Harrell es uno de los jugadores que puede ser traspasado en este final de mercado.
Michael Owens AFP

El deadline se acerca. El momento más tenso del mercado invernal echa su cierre mañana jueves a las 21:00 (hora española) y los equipos que quieren reforzarse afilan sus armas buscando un movimiento que les ayude a acabar de la mejor manera posible una temporada rara y extraña, como no podía ser de otra manera al estar marcada por la pandemia del coronavirus. No hay ningún gran nombre sobre la mesa en lo que se refiere a las superestrellas, como suele ser habitual en el cierre de estas fechas, pero a lo largo de la historia hemos visto cómo se traspasaban nombres importantes para encarar la recta final de la regular season, con movimientos que han salido muy bien, muy mal o que, simplemente, han servido para librarse de contratos molestos y mirar al futuro con más margen salarial y cierto optimismo.

Los rumores se han disparado en estos últimos días, y los candidatos al título están metidos de lleno en ellos. La capacidad para dar el paso tiene que ver con la valentía y la determinación, pero también con una estrategia metidada y medida, con tener la cabeza fría y no hacer caso al acalorado corazón. Son las fechas en los que los General Managers trabajan más, las filtraciones se disparan y Adrian Wojnarowski y Shams Charania (vaya dos) hacen oficiales los traspasos. El buyout será una figura clave, las rondas del draft pueden cambiar de manos... A continuación, damos los principales nombres que pueden verse envueltos en un cierre de mercado que puede cambiarlo todo. O no cambiar nada. Eso siempre depende del punto de vista. Y de los resultados, claro.

Kyle Lowry y Norman Powell

Los Raptors quieren darle una salida a lo grande a Lowry para agradecer los servicios prestados y también buscan una salida para Powell. VanVleet y Siakam, también protagonistas en el primer y único anillo de la franquicia (en 2019) serán los que lleven la batuta de cara al futuro, pero la edad de Lowry (cumplirá 35 años justo mañana, el día del cierre) y su todavía buen valor en el mercado hacen que sea una buena pieza para reconstruir. En el caso de Powell, tiene una opción de jugador para el año que viene de 11 millones al año, pero todo indica que se aprovechará de su gran nivel en el presente curso (19,5 puntos por partido con más del 43% en triples) para pedir más de 20 millones por temporada. La necesidad de traspasarle para evitar esta opción y dejarlo salir gratis en verano es notoria. Se acaba una era en los Raptors...

Lonzo Ball

Otro que acaba contrato este año y que tiene pensado pedir más de 20 millones. Ha sonado para los Clippers, a los que les vendría muy bien tener, por fin, un distribuidor, una función que hacen como pueden Kawhi Leonard y Paul George. La operación es difícil por lo poco que tienen que ofrecer los angelinos, pero lo ideal para los Pelicans sería sacar algo por él antes de que saliera libre en verano. La opción de ofrecerle lo que pide por parte de la franquicia de Nueva Orleans es complicada, principalmente porque Brandon Ingram ya cobra el máximo y a Zion Williamson se lo van a tener que dar sí o sí. Son el futuro de la entidad y los jugadores por los que deben y quieren apostar. Y Lozno podría ser traspasado por un tema meramente económico. Esta temporada promedia 14,2 puntos, 4,2 rebotes y 5,6 asistencias con un 38,5% en triples. Un buen jugador que puede acabar en un aspirante, sin duda.

Ricky Rubio

Los Wolves buscan moverse y traspasar a Ricky es una opción. El base está mejor que cuando llegó, tiene más química con Chris Finch que la que tenía con Ryan Saunders y una sintonía con Anthony Edwards (favorito a Rookie del Año tras la lesión de LaMelo Ball) con la que se siente muy cómodo. Muchos equipos, y aquí aparecen de nuevo los Clippers, buscan un base de sus características. El rumor se ha diluido, pero podría pasar algo con él. Está en duda.

Aaron Gordon y Marcus Smart

Otro de los grandes nombres del mercado. La situación de los Magic es crítica (14-29, penúltimos del Este y sin opciones de playoffs) y uno de sus jugadores fetiche ha pedido el traspaso. La entidad ha accedido a regañadientes y está viendo que pueden conseguir por Gordon, que promedia 14,6 puntos, 6,6 rebotes y 4,3 rebotes y ha sonado, ojo, para los Celtics. Danny Ainge está obligado a hacer algún movimiento para cambiar la dinámica de un proyecto en crisis (21-22, octavos del Este cuando empezaron la temporada como candidatos) y el rumor que ha sonado con más fuerza es el de un intercambio por Marcus Smart. Los Celtics buscan un ala-pívot que pueda defender a sus homólogos y que tenga lanzamiento exterior (Gordon promedia más de un 39% en triples esta temporada) y la salida de Smart sería un golpe tremendo para los aficionados, muy identificados con el base. Pero los Celtics tienen que hacer algo. Siempre copan los rumores y, al final, se quedan sin nada. Les pasó con Anthony Davis, James Harden... ¿será este el momento?

Victor Oladipo

Una lesión durante la 2018-19 del cuádriceps derecho le dejó fuera ocho meses. Después de eso, su valor en el mercado ha bajado. Llegó a los Rockets en la operación que llevó a James Harden a los Nets, pero la franquicia texana le busca una salida a cambio de una buena primera ronda o un jugador importante. Eso sí, puede que rebajen sus expectativas sabiendo que será agente libre en verano y pedirá una buena cantidad de dinero, semejante a una gran estrella. Lo que parece seguro es que va a salir de los Rockets. Por ahí han sonado los Lakers y alguno más. Todo puede pasar con él.

Andre Drummond

Otra joyita. Que los Cavaliers le apartaran porque le ponían en la lista de transferibles antes de un partido contra los Warriors no gustó demasiado a Draymond Green, que reivindicó a los jugadores. De una forma u otra, se busca traspaso a un jugador que estaba promediando, antes de parar, 17,5 puntos y 13,5 rebotes por partido. Ha sonado para los Lakers y, si no se concreta ningún traspaso, podría recibir un buyout... y que todos se lancen a por él. Que cobre 28,7 millones en la presente campaña dificulta que los peces gordos se lancen a por él, pero si es cortado cambia la cosa. También está en una situación LaMarcus Aldrige, que saldrá seguro de los Spurs. Los dos han sonado, sobre todo el primero, para los Lakers. De los que hablaremos ahora.

Los Angeles Lakers

Con la lesión de LeBron James  y con Anthony Davis todavía fuera de juego, los Lakers podrían hacer algo... o no. Es difícil hacer un movimiento a un mes vista, con la mirada puesta en el retorno de sus estrellas, o incluso a dos. De todas formas, han hablado de que Montrezl Harrell y Kentavious Caldwell-Pope son transferibles, aunque no se ha concretado nada. Para ellos ha sonado Drummond y McGee, que saldrá seguro de Cleveland (otro posible buyout) y tiene muchos pretendientes, aunque ya conoce los Lakers, con los que se proclamó campeón el año pasado. En el equipo angelino se fragua algo y siguen necesitando un alero tirador y algo en el interior de la zona, donde volverá Marc (que también estuvo en algún rumor) muy pronto. También ha hecho ruido el tema de Oladipo. Puede pasar algo y siempre es atractivo, tratándose del mercado más grande de la NBA. Veremos.