EUROLIGA | ASVEL-MADRID

La hora de la verdad para el Real Madrid en la Euroliga

El equipo blanco está obligado a ganar este jueves al Asvel Villeurbanne (20:45, Dazn) en Francia para alcanzar los cuartos de la competición.

Los jugadores del Real Madrid antes del partido ante el MoraBanc Andorra.
INMA FLORES DIARIO AS

El 9 de abril acaba la fase regular de la Euroliga. Después de 30 jornadas solo hay, cosa muy rara, un equipo clasificado matemáticamente para cuartos, el Barcelona. A partir de ahí, el caos. Con cuatro jornadas y algunos partidos aplazados por disputar, tienen pie y medio en el playoff otros cuatro equipos (CSKA, Efes, Milán y Bayern), y hasta seis van a pelear por las tres últimas plazas. El Fenerbahçe es el que mejor lo tiene, pero no se puede despistar. Y el Zalgiris cierra ese grupo con pocas opciones. Entre turcos y lituanos, cuatro equipos, el Zenit y tres españoles: Real Madrid, Baskonia y Valencia.

El calendario, a priori, sonríe a Zenit y Valencia más que a Baskonia y a un Madrid que juega este jueves en Lyon (20:45, Dazn) con la obligación de ganar. Necesita dos victorias, en principio. Pueden acabar siendo tres… o una si todo lo demás le sonríe, pero no debería tentar a la suerte. Así que con partidos pendientes contra Efes y Fenerbahçe, sus mejores bazas pasan por ganar al Asvel, hoy, y al Olympiacos.

El Asvel Villeurbanne

Si el Madrid se impone en el Astroballe sin los lesionados Sergio Llull y Rudy Fernández, el camino se pondrá cuesta abajo. Pero si pierde… El Asvel ha perdido sus tres últimos partidos y no tiene opciones matemáticas de clasificación, pero es un rival peligroso. Físico y racheado en ataque, irregular pero difícil de domar. Contra los equipos españoles, además, ha ganado cinco encuentros y ha perdido solo dos. Se ha llevado los dos contra Barça y Baskonia, y en el ­WiZink ganaba por 12 casi al final del tercer cuarto, antes de una reacción furiosa del equipo blanco de Pablo Laso.

El fino anotador Lighty y los ex NBA Yabusele y Norris Cole, campeón con los Heat de ­LeBron James, son los puntales junto al gigante Moustapha Fall, un 2,18 que se medirá en las zonas con Tavares. El que no estará, frenazo al morbo, es Thomas Heurtel, que salió del Barça y tiene un compromiso con el Madrid para la próxima temporada. Ahora prepara con el Asvel los Juegos, pero no firmó en plazo para disputar la Euroliga con el equipo que dirige TJ Parker, el hermano del mítico Tony Parker, presidente desde 2014 y que ya ha conseguido su gran objetivo: licencia a largo plazo en la máxima competición continental.